México busca incrementar la transparencia en ese mercado, sin embargo, tener estrictas reglas locales podrían llevar a la mayoría de los canjes de tasas de interés en pesos mexicanos fuera del país, advierte Jaime González Aguadé.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

México prevé lanzar este año nuevas reglas para el mercado de derivados financieros en sincronía con las de Estados Unidos, pero preocupa que un régimen demasiado estricto pueda desplazar esas operaciones al país vecino, donde existe menor supervisión, dijo el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé.

Estados Unidos está en proceso de lanzar un bloque de nuevas reglas para aumentar la transparencia en el mercado de canjes (swaps), luego de que los riesgosos derivados contribuyeron a empeorar la crisis financiera entre el 2007 y el 2009.

Las reglas buscan llevar esos instrumentos al mercado formal y hacerlos pasar por cámaras de compensación para limitar el riesgo, al tiempo que impondrían mayores requerimientos de capital a las empresas que se mantengan en el mercado extrabursátil “over the counter”, estimado en unos 633 billones de dólares.

México también quiere incrementar la transparencia en ese mercado, sin embargo, tener estrictas reglas locales podrían llevar a la mayoría de los canjes de tasas de interés en pesos mexicanos fuera del país, donde hasta el momento no se aplican esos requerimientos adicionales.

“Este es el problema que tenemos”, dijo a Reuters el viernes en una entrevista Jaime González, el comisionado presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

“Tenemos que pensarlo muy bien para no generar una distorsión que entonces todo el ‘swap’ de pesos se vaya al mercado de los Estados Unidos”, agregó.

Estados Unidos completó el año pasado regulaciones de cámara de compensación para los canjes de tasa de interés (interest-rate swaps) en cuatro monedas, el yen, el dólar estadounidense, la libra esterlina y el euro.

Durante la crisis financiera, empresas mexicanas como la gigante cementera Cemex y la minorista Comerci fueron severamente golpeadas por pérdidas en instrumentos derivados, causando preocupación sobre que el fenómeno pudiera ser más amplio.

El mejor escenario sería que los reguladores de Estados Unidos incluyeran a los swaps del peso mexicano dentro de los requerimientos de cámara de compensación, agregó González.

México, que la semana pasada presentó un amplio proyecto de reforma financiera en busca de acelerar y abaratar el crédito en la segunda economía de América Latina, podría incluir nuevas reglas para limitar además las operaciones financieras propias de los bancos, con el objeto de hacer que presten más.

González dijo que si bien por un lado la percepción política es que los bancos hacen tanto dinero en operaciones financieras propias que tienen escasos estímulos para prestar dinero, en años recientes la cartera de crédito se ha venido incrementando.

“Tenemos que considerar estas dos cosas porque la tenencia de valores es necesaria para los bancos, entonces hay que encontrar el equilibrio”, comentó.

El funcionario también señaló como importantes nuevas reglas contenidas en esa reforma, que aún deben ser aprobadas por el Congreso mexicano, que le permitirían al regulador divulgar las investigaciones que lleva a cabo sobre instituciones financieras.

Bajo la norma actual, la CNBV sólo puede informar sobre procesos de investigación o sanción de bancos al acabarse todos los recursos legales existentes, con lo que puede tardar años en darse a conocer las violaciones de una entidad.

“Las sanciones tienen que ser oportunas, ejemplares y transparentes, y eso para disuadir conductas en el mercado”, comentó.

 

Siguientes artículos

Amazon lanza su moneda digital y compra empresa a Samsung
Por

Los Amazon Coins pueden utilizarse para comprar aplicaciones o pasar niveles en los juegos de las tabletas Kindle Fire....