La deuda está por encima de la recaudación esperada por Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad para 2016.

 

La Ley de Ingresos de la Federación 2016 carece de esfuerzos por reducir la deuda del sector público, así lo consideró el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

PUBLICIDAD

“Aún y cuando se vieron ingresos por encima a los originalmente estimados, no se vieron esfuerzos dirigidos a disminuir el uso de la deuda pública o para atender la sostenibilidad fiscal”.

Asimismo, la organización considera que, incluso, la deuda (3.2% del PIB) está por encima de la recaudación esperada por Pemex (2.1%) y la CFE (1.6%) o por las cuotas del IMSS (1.4%) de todo 2016, individualmente.

No obstante, el tipo de cambio ayudará a pagar la deuda pública durante 2016. El 20 de octubre, la Cámara de Diputados aprobó que 70% remanentes del Banco de México (Banxico) se destinen al pago de obligaciones del gobierno federal.

En 2014, los remanentes que obtuvo Banxico por el efecto de la apreciación del dólar frente al peso fueron por 31,449 mdp.

Según el CIEP, las estimaciones de los ingresos presupuestarios del Sector Público en la Iniciativa de Ley de Ingresos 2016 era de 24.7% del Producto Interno Bruto (PIB) y, en la Ley de Ingreso 2016 de 24.8%; es decir, un diferencia de sólo 0.1% del PIB, derivado por un aumento en la estimación del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El principal problema al que se enfrentó el sistema fiscal en el 2015 –y que se espera continúe en el 2016– es la disminución del precio del barril del petróleo, señaló el organismo.

Además, cuando se aprobó la Ley de Ingresos 2015 se estimaba que los ingresos petroleros iban a ascender al 6.5% del PIB (derechos petroleros más ingresos propios de Pemex). Sin embargo, con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se estima que éstos sean solamente del 4.3% del PIB para 2015.

“Si bien la Iniciativa de Ley de Ingresos y la Ley de Ingresos son únicamente instrumentos de planificación, también es importante delinear mecanismos que aprovechen las bonanzas económicos de los recursos fiscales para no depender tanto de la deuda y que, en el largo plazo, ésta sólo sirva como palanca y no se convierta en una carga”.

 

Siguientes artículos

Soluciones en la Nube: Cómo impulsan los negocios
Por

La Nube y los distintos modelos de negocio que se desprenden de ella, como el Software como Servicio (SaaS), se ha ido a...