Acción Nacional se levantó el martes de la mesa de discusión de las leyes secundarias de la Reforma Energética en el Senado. 

 

Reuters

 

Las discusiones en México de la letra chica de una reforma energética, considerada clave para reavivar a la economía, permanecían en suspenso el miércoles luego de que la principal fuerza opositora abandonara el debate en el Senado.

El Partido Acción Nacional (PAN), al que el presidente Enrique Peña Nieto necesita para que avancen sus proyectos, se levantó el martes de la mesa acusando a diputados del Partido Revolucionario Institucional de querer reabrir la discusión de algunos detalles de una reforma electoral aprobada en mayo.

En su negociación con el PRI, el PAN había condicionado la votación de las leyes secundarias de energía a que primero los estados adecuaran sus legislaciones locales para que estuvieran en línea con la reforma electoral.

Observadores políticos temen que un retiro prolongado de los senadores panistas retrase los planes del PRI de avalar las normas energéticas en periodos extraordinarios de ambas cámaras antes de que empiecen las sesiones ordinarias del 1 de septiembre. El jefe de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, dijo que el Gobierno había instalado una mesa de trabajo para discutir el tema y que esperaba llegar pronto a un acuerdo.

“Yo espero y aspiro a que se resuelva a la brevedad. Yo soy un convencido de que las reformas tienen qué salir”, comentó el legislador a corresponsales extranjeros. “Creo que es una gran reforma, el único detalle es que necesitamos que nos resuelvan el tema electoral en los estados”, agregó.

 

Crecimiento con reformas

El gobierno prevé que la segunda mayor economía de América Latina acelere su ritmo de crecimiento económico con estas reformas, que incluyen también una al sector de las telecomunicaciones, cuyas leyes secundarias según Preciado podrían estar listas este mismo mes.

Legisladores del PAN propusieron el miércoles incluir en las discusiones de las leyes energéticas una iniciativa para evitar actos de corrupción en el sector, como el escándalo de un millonario fraude que involucró a una empresa contratista de la petrolera estatal Pemex.

“Eso no puede suceder en el nuevo esquema y menos en una reforma donde estamos abriendo el tema energético a todo el mundo”, añadió Preciado.

Con las normas reglamentarias de energía, Pemex podrá concretar alianzas con grandes firmas del sector impulsando la estancada producción local de hidrocarburos, pese a la oposición de la izquierda que asegura que se entregará la industria a manos extranjeras.

 

Siguientes artículos

Ochoa vs. Neymar, ¿quién es el más valioso en redes sociales?
Por

El portero mexicano, Guillermo Ochoa fue elegido como el mejor jugador del partido del martes por la FIFA tras al menos...