Reuters.- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, cruzará el martes la frontera para su tercera cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en busca de consolidar un avance en las complicadas conversaciones nucleares entre Pyongyang y Washington.

La cumbre será una prueba de fuego para otra reunión que Kim ha propuesto recientemente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y dará pistas sobre si Kim habla en serio respecto a la desnuclearización, un compromiso que asumió en su primer encuentro en junio.

Trump le ha pedido a Moon que sea el “negociador jefe” entre él y Kim, según los asesores del líder surcoreano.

“Me gustaría tener un diálogo franco con el presidente Kim sobre cómo encontrar un punto de contacto entre las demandas de desnuclearización de Estados Unidos y las demandas de Corea del Norte para poner fin a las relaciones hostiles”, sostuvo el lunes Moon en una reunión con colaboradores.

PUBLICIDAD

Moon, descendiente de una familia desplazada por la Guerra de Corea de 1950-53, llegará a Pyongyang a las 0300 GMT del martes. Kim lo recibirá antes de una ceremonia oficial de bienvenida, y los líderes se sentarán a conversar formalmente después del almuerzo.

Algunos ejecutivos que estarán en la comitiva, de empresas como Samsung Electronics, SK Group y LG Group, se reunirán con el viceprimer ministro norcoreano, Ri Ryong Nam, quien está a cargo de asuntos económicos del país de Gobierno comunista.

Moon volverá a Corea del Sur el jueves.

 

Siguientes artículos

Sapporo retira candidatura para ser sede de Juegos de Invierno 2026
Por

La decisión de la ciudad japonesa se da tras el terremoto en Hokkaido, por el cual fallecieron 44 personas y 660 resulta...