Existe una plataforma social que en vez de descubrirte amigos, te contacta con tus futuras manos.

Se trata de Limbs, una iniciativa que tiene por objetivo ayudar a precio 0 a aquellos a quienes les amputaron o nacieron sin manos.

Los interesados en recuperar una extremidad sólo tienen que sacar una foto de su puño sobre un papel cuadriculado. La imagen se sube a la plataforma y un algoritmo calcula el tamaño de la prótesis, hecha a medida.

Gino Tubaro empezó con el proyecto hace 6 años, pero se declara inventor de vocación. Con 16 años ensambló su primera impresora 3D. Foro: Anna Portella.

Una vez pública la petición, como si de una solicitud de Uber se tratara, la plataforma conecta al demandante con la impresora 3D más cercana, para que su dueño voluntariamente le imprima y ensamble la prótesis.

PUBLICIDAD

“Tenemos casos de dos personas que contactaron y que vivían en la misma cuadra sin conocerse”, explica la cabeza que está detrás del proyecto, Gino Tubaro.

Con esta iniciativa de economía colaborativa, el inventor argentino ha ahorrado gastos de más de 15,000 dólares en prótesis a casi 1,100 personas en 24 países, como Brasil, México y Chile. De estas, 600 fueron mediante la plataforma.

“Las personas que necesitan una prótesis nunca piensan que alguien les va a ayudar”, explica este emprendedor.

Limbs.earth ya ha conseguido que 1,200 embajadores, como se denominan los propietarios de las impresoras 3D, se suscribieran. Entre otros, una cárcel de mujeres LGBTI y escuelas de primaria, ambas en Argentina.

Los planes a corto plazo son seguir reclutando embajadores y repartiendo manos de superhéroe, como las llama Tubaro, especialmente en México.

El proyecto se financia a través de donaciones y patrocinadores, como la Ford Foundation. Tubaro afirma no se lleva ni un peso del dinero del proyecto: “Vivo de alguna charla que puedo dar o de colaboraciones como freelance”, explicó a Forbes México.

Gino Tubaro es un emprendedor social que escribe en una libretita que lleva encima sus ideas e intenta convertirlas en realidad a través de su ONG AtomicLab.org.

A sus 23 años ya ha conseguido el reconocimiento del expresidente Barack Obama; el premio que otorga History Channel a emprendedores latinoamericanos, en 2015, y ese mismo año, fue nombrado Inventor del Año por el MIT Business Review en español.

También te puede interesar: 

El MIT premió a una mexicana por traducir a datos el sesgo racial en EU

 

Siguientes artículos

Alejandro Ramírez ve interés del próximo gobierno por los emprendedores
Por

El titular del CMN destacó el trabajo que ha realizado el INADEM en materia de apoyo a emprendedores y pymes, y señaló q...