Uno de los grandes retos a los que se enfrentan todas las empresas en su proceso de crecimiento es contar con la solvencia necesaria para emprender proyectos de desarrollo. Esta falta de liquidez se agrava cuando los cobros de las facturas suelen tardar desde 30 hasta 120 días.

La solución más efectiva y ágil para resolver esta situación es el factoraje financiero. A diferencia de otras formas de financiamiento como pueden ser un préstamo o una línea de crédito, a través del factoraje las empresas pueden convertir de inmediato sus facturas por cobrar en efectivo, sin tener que optar por un endeudamiento.

UNIFIN Factoring ofrece un esquema de trámites ágiles y atención personalizada, de esta manera su empresa aprovecha los beneficios del servicio, contando con la asesoría de un equipo profesional que podrá desarrollar una solución financiera a su medida.

Otra ventaja de esta herramienta es que se elimina la necesidad de dedicar tiempo y esfuerzo a las actividades de cobranza, ya que UNIFIN se encarga de estas responsabilidades.

PUBLICIDAD

Al tener más de 23 años de experiencia en el mercado mexicano, UNIFIN se ha especializado en ofrecer diversas opciones como factoraje para proveedores, factoraje por cobranza directa y factoraje por cobranza delegada.

Para contar con la liquidez que su empresa requiere entre a unifin.com.mx

 

Siguientes artículos

Carlos Slim va por espectro de MVS
Por

La adquisición de Carlos Slim estará sujeta a la aprobación del órgano regulador de telecomunicaciones en nuestro país....