Forbes

Dieter Holtz Wedde (CEO de Aeromar y ex nadador de alto rendimiento) apareció en el estrado con un traje azul, camisa blanca y sin corbata. “Ojalá los tomadores de decisiones consideren lo que hoy presentamos. Son meses [ocho] de mucho trabajo”, afirmó el directivo.

Es abril de 2017 y Dieter presenta el estudio “Rediseño de la cultura física y el sistema deportivo mexicano para alcanzar su máximo potencial”, realizado por la Universidad del Valle de México y el Aspen Institute México. Su exposición dura 45 minutos. Semanas después, recibe una llamada del equipo de Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente electo.

En la actualidad, este documento es la base para sentar los lineamientos de lo que será, en el próximo sexenio, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), el organismo público que rige la activación física y de alto rendimiento en México.

En septiembre de ese 2017, Dieter y Juan Manuel Rotter, entre otros colaboradores, se sentaron con el equipo de López Obrador a trabajar la idea. Desde ese momento, la comunicación con el próximo secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, ha sido constante.

PUBLICIDAD

Uno de los objetivos para la próxima administración es que la Conade opere, al menos, con 3,000 millones de pesos (mdp) anuales. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, la institución vio reducido su presupuesto hasta en 70% entre el primero y el último año de gobierno.

Pero ¿por qué es (o debería ser) importante el deporte y la activación física para el gobierno?

Una de las respuestas tiene que ver con las finanzas públicas: Según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), el sobrepeso y la obesidad cuestan a nuestro país 80,000 mdp al año. Pero, para la Secretaría de Salud, la cifra se queda corta: en 2017, fue de 163,064 mdp, según el documento “Impacto económico del sobrepeso y la obesidad en México 1999-2023”.

****

El primer acto oficial de Enrique Peña Nieto como presidente de México fue el 2 de diciembre de 2012, durante la entrega del Premio Nacional del Deporte. Aquel día, el mandatario recibió a los mejores deportistas del año: la arquera Aída Román, la Selección de Futbol Sub-23 (que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres), y el empresario y ex funcionario del deporte Nelson Vargas, entre otros.

“El deporte será prioritario en mi gobierno, un eje para lograr una educación de calidad para todos”, dijo Peña Nieto aquel día y todos sonrieron en la Residencia Oficial de Los Pinos. Hubo porras, muchos apretones de manos, aplausos, gran entusiasmo.

Pero los datos, seis años después, indican que eso no sólo no ocurrió, sino que empeoró. El deporte, a través de la Conade, redujo su presupuesto entre 2013 y 2018, y las cifras de obesidad, según datos de la FAO, crecieron hasta en 3%.

Si el gobierno de Peña Nieto hubiera puesto atención en la activación y cultura física, el Estado mexicano se hubiera ahorrado una buena parte de los 782,958 mdp que costó la atención médica de enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad en México, de acuerdo con cálculos de esta publicación con base en el ya mencionado documento, “Impacto económico del sobrepeso…”.

Las formas también cambiaron: el Premio Nacional del Deporte de este año, el último del gobierno de Peña Nieto se entregó cuatro meses después de anunciados los ganadores, algo que nunca había ocurrido en la historia.

“Tuvo una pequeña disculpa cuando estábamos ahí atrás [en la foto oficial en el Salón Manuel Ávila Camacho]”, dijo Adriana Jiménez, clavadista de altura y una de las ganadoras del premio, otorgado en abril pasado.

Te puede interesar: EPN: Fin de ciclo | Más medallas, pero menos dinero para Conade

****

¿Por qué todos los gobiernos hablan de que el deporte es prioridad y, a la hora de actuar, deja de serlo?

“Es un tema retórico”, dice Bernardo de la Garza, titular de la Conade entre abril de 2009 y noviembre de 2012. “Los gobiernos, en su mayoría, no han identificado que el deporte, no sólo a nivel competitivo y de alto rendimiento, puede ser una herramienta para el desarrollo del país. Mientras los gobiernos de cualquier partido no visualicen eso, y tampoco lo haga el presidente, será complicado que la Conade o cualquier organismo público tenga peso”.

¿Por qué es importante ser exitoso en competencias internacionales, como Juegos Olímpicos?

“Porque construyes modelos, figuras, ídolos… y eso impulsa a las sociedades, las inspira. El deporte es un camino de crecimiento en todos los sentidos, desde la salud hasta el orgullo”, comenta Diana Plaza, ex atleta olímpica de gimnasia por España y coordinadora de comunicación del Instituto Ortega y Gasset México.

En 2013, el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, la Conade recibió 7,179 mdp y, para el actual ejercicio, únicamente 2,133 mdp. “Cuando la Conade anda por los 2,000 mdp en presupuesto anual y tienes un gasto en Comunicación Social de 10,000 mdp y, además, sabes que te cuestan 80,000 mdp los problemas asociados al sedentarismo, a la falta de ejercicio y nutrición, no me digas que el deporte es prioritario. Si lo fuera, tendrían otra actitud”, crítica De la Garza, refiriéndose a los discursos de buena fe y los pocos actos concretos del gobierno federal.

Entre los contendientes a la presidencia de la República en las pasadas elecciones, sólo Margarita Zavala (quien renunció a su candidatura) y Andrés Manuel López Obrador (presidente electo) tenían puntos dedicados a la cultura física y al deporte. Del resto, nada.

Para Juan Manuel Rotter, director de Corporate Games y quien, junto a Holtz, trabajó el proyecto de activación física, social y deporte en la campaña de AMLO, “el indicador de los recursos te da un dato de que el deporte no es prioridad. Hay esfuerzos aislados, campañas sociales, como “Chécate, Mídete, Muévete”, o “Ponte al 100”, pero sin resultados importantes. A mí me costaría mucho decir que el deporte es una prioridad. Ante los problemas del país, es evidente que se han tenido que cambiar estrategias. Hay temas quizá más complejos, como seguridad, educación o energía”.

Muchos países dicen que el deporte social y de alto rendimiento es una herramienta para evitar, controlar o reducir otros problemas. ¿no sería importante que el gobierno le diera prioridad?

“Sin duda, invertir en la activación física debe ser un factor detonante de salud y un modo de atender factores sociales como la violencia, pero deben ser estrategias de mediano y largo plazo, y eso no ha existido”, responde Rotter, candidato a presidir la Conade o el Instituto del Deporte de la Ciudad de México.

¿Qué propuestas buscarán poner en marcha en la Conade, el Comité Olímpico Mexicano y las secretarías de estado sobre el deporte en todos los niveles?

De acuerdo con el Plan de Nación de López Obrador y el estudio “Rediseño de la cultura física y el sistema deportivo mexicano para alcanzar su máximo potencial”, los puntos más importantes son:

  1. Implementación de un nuevo modelo de activación física, liderado por la Secretaría de Salud.
  2. Creación de un Comité Nacional de Activación Física, similar al Comité Nacional de Productividad.
  3. Inclusión y ubicación de la iniciativa privada en el Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte, a través de un organismo coordinador de la industria del deporte.
  4. Creación de la Agencia para el Desarrollo del Deporte Mexicano. Ésta tendrá mayor inversión, programas a largo plazo sin afectación de planes sexenales y transparencia en la rendición de cuentas a nivel federado.
  5. Otorgamiento de facultades plenas al Comité Olímpico Mexicano para supervisar a las federaciones nacionales.
  6. Creación de una nueva estructura para la Conade, con mayor autonomía de gestión, gobernada por un consejo rector.
  7. Participación privada y del Comité Olímpico Mexicano en las asambleas generales de las federaciones deportivas.

*****

En términos competitivos, el deporte de alto rendimiento de un país muestra sus avances cada cuatro años, en los Juegos Olímpicos. Los últimos fueron los celebrados en Río de Janeiro, Brasil.

Retrocedamos un par de años… después de que Alejandra Valencia concluyera en cuarto lugar en arco individual. Este medio tuvo la posibilidad de charlar con Alfredo Castillo, actual director de la Conade, quien buscaba explicaciones de por qué la delegación nacional todavía no cosechaba preseas.

¿Qué opinión le merece que 13 de los 25 deportistas que más dinero recibieron del gobierno no estén en los juegos olímpicos de río 2016?

“A los atletas los inscriben las federaciones [para el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento], pero quisiera decir que el éxito no se puede medir sólo en medallas”, respondió Castillo.

La delegación nacional terminó con tres preseas menos que en Londres y ningún oro. Colombia culminó en los JO de 2012, al igual que México, en el sitio 38, pero los sudamericanos en Río escalaron al puesto 23 y los mexicanos descendieron al 61.

Para Rotter, tener éxitos en alto rendimiento ayuda para que “el deportista se convierta en tu embajador, el modelo a seguir, el ejemplo para los niños. Entre más héroes o casos de éxito [haya], más te ayuda a impulsar al deporte competitivo y social. Son nombres que te pueden ayudar a impulsar programas para la población”.

Hasta ahora, atletas como la marchista Lupita González (medallista olímpica) o la clavadista Adriana Jiménez (Premio Nacional del Deporte 2017) no han sido parte de una campaña importante para luchar contra la obesidad o en pro de la activación física.

Especialistas y ex directores de la Conade, consultados por esta publicación, consideran que los principales candidatos para tomar las riendas del organismo deportivo son la ex velocista y senadora Ana Gabriela Guevara; el ex pentatleta y director de Indeporte CDMX, Horacio de la Vega; el ex marchista Bernardo Segura; el diputado federal, miembro de la Comisión del Deporte en la Cámara de Diputados, Renato Molina; y Dieter Holtz Wedde, CEO de Aeromar y quien lideró el ya citado estudio “Rediseño de la cultura física y el sistema deportivo mexicano para alcanzar su máximo potencial”.

El primer reto, de acuerdo con especialistas, será recuperar al menos 1,000 mdp para el presupuesto de operación de la Conade. El deporte de alto rendimiento y los planes de activación física en México no pueden operar con menos de 3,000 mdp anuales.

Te puede interesar: Alfredo Castillo: Conade es una agencia de viajes

Un par de indicadores explican la problemática actual

  • Según el Inegi, a través de su informe “Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico (Mopradef), menos de la mitad de la población adulta (42.4%) realiza algún tipo de actividad física. De acuerdo con la FAO, en 2013, el 70% de la población tenía problemas de sobrepeso u obesidad; para 2018, creció a 73%. Los programas de activación física no dieron resultados.
  • En la era de Bernardo de la Garza, se disputaron los Juegos Olímpicos de Londres, en los que México terminó en el sitio 38 (un oro, tres platas y cuatro bronces), mientras que, bajo la conducción de Alfredo Castillo en los Juegos de Río 2016, nuestro país fue el sitio 61, sin medallas de oro, tres platas y dos bronces. Naciones pequeñas como Fiyi (una isla del Pacífico), Jordania o Malasia tuvieron un mejor desempeño.

 

Siguientes artículos

Se escribe Blockchain, se pronuncia revolución
Por

Mientras que las criptomonedas aún están lejos de cumplir la promesa de terminar con la dependencia de la banca tradicio...