Reuters.- El destituido presidente catalán, Carles Puigdemont, llamó el sábado a una “oposición democrática” a la toma de control de la región por parte de Madrid, tras la declaratoria de independencia de Cataluña.

Puigdemont, cuyo gobierno regional fue destituido el viernes por el presidente español Mariano Rajoy, acusó a Madrid de “agresión premeditada” contra la voluntad del pueblo catalán.

El presidente español, Mariano Rajoy, cesó el viernes al ejecutivo catalán, disolvió el Parlamento regional y convocó elecciones para el 21 de diciembre, tras la llamativa, pero estéril declaración de independencia.

“Son decisiones contrarias a la voluntad expresada por los ciudadanos de nuestro país en las urnas”, dijo Puigdemont. “En una sociedad democrática son los parlamentos quienes eligen o cesan a los presidentes”, añadió en un texto que firmó como jefe del gobierno catalán.

PUBLICIDAD

Puigdemont no fue específico en los pasos del movimiento secesionista en momentos en que las autoridades españolas se están desplazando a Barcelona y otros lugares de la región para reforzar el control.

La declaración de independencia ha sido rechazada por países europeos, Estados Unidos, México y Argentina. Sin embargo, la tensión en Cataluña es alta y los próximos días pueden ser complicados para Madrid, que tratará de controlar las cosas en el terreno.

Los separatistas dicen que un referendo para votar la independencia el 1 de octubre, que fue declarado ilegal por Madrid, les dio legitimidad. El plebiscito respaldó la opción secesionista, pero con una participación de un 43%.

Las encuestas de opinión muestran usualmente que más de la mitad de los 5.3 millones de electores de la rica región nororiental no quieren separarse de España.

 

Siguientes artículos

ofrenda-día-de-muertos
Segundo desfile de Día de muertos honrará a víctimas de los terremotos
Por

La segunda edición del desfile empezó a planearse siete meses atrás, y terminará con un homenaje en el Zócalo capitalino...