¿Ya no tienes suficiente efectivo y sabes que aún faltan tres o cuatro días para la quincena? Conoce los diez pasos que debes dominar y poner en práctica de inmediato para llegar a buen puerto financiero.

Típico: llegas apurado al trabajo, pero antes pasas rápido por un café y un sandwich porque no te dio tiempo de desayunar. Antes de pagar haces cuentas en tu cabeza. No te alcanza, ya no tienes suficiente efectivo y sabes que aún faltan tres o cuatro días para la quincena. Hace trece días todo era tan diferente. ¿Te suena muy familiar? Pues no estás para nada solo.

A ti, como a miles de mexicanos, la quincena nos dura en promedio dos días menos de lo que debería, y muchos de nosotros no podemos solventar nuestros gastos con nuestro sueldo ni diez días. Esto se debe a que no nos hemos cambiado a un servicio que procure nuestro salario, además de brindarnos herramientas y facilidades para hacerlo rendir como con Nómina Bancomer. Llegar seguro al fin de quincena es todo un superpoder que sólo requiere un poco de orden y de aliados como los que mencionamos. Te tenemos una nueva buena: se puede lograr.

PUBLICIDAD

Te presentamos la guía más segura para hacer rendir tu quincena cambiándote a un servicio de Nómina más útil, diez pasos que debes dominar y poner en práctica a partir de esta quincena para llegar a buen puerto financiero y cumplir todas tus metas, recuerda que el esfuerzo que haces por trabajar debe rendir sus frutos. Ya no más días de austeridad en ceros.

1 Entérate de tus fechas y de las cantidades

Muchas veces sólo sabemos cuándo nos pagan y gastamos sin control, sin importar nuestros gastos más inmediatos. Poner orden a nuestra quincena es el primer paso para hacerla rendir. Ubica bien tus fechas de pago de tus servicios más prioritarios y reconoce cuánto gastas a la quincena en renta, servicios comida, transporte y diversión.

2 Haz un plan

No hay superpoder que funcione sin una estrategia clara. El esfuerzo que llevas a cabo para hacer rendir tu quincena hará efecto sólo si tienes tus objetivos bien marcados de a dónde quieres llegar: ¿quieres hacer un viaje?, ¿comprarte algo?, ¿ahorrar más? Plantéate tus metas y ve en cuánto tiempo son realizables de forma real, ¿a corto, mediano o largo plazo?

Todo dependerá de qué quieras y qué porcentaje de tu quincena va en función de tu plan. Incluye la totalidad de tu sueldo y todos los rubros en los que se encuentra destinada para no dejar cabos sueltos.

3 Ordena tus finanzas de forma práctica

Hoy en día, la tecnología nos ayuda de manera sorprendente a cuidar nuestro dinero. Tener una app de tu banco en tu celular te ayudará a llegar seguro y con dinero a tu próxima quincena, con el plus de la seguridad, la practicidad y el ahorro de tiempo, que paralelamente se podría traducir también en ahorro de recursos en transporte, por ejemplo.

También hacer las compras con servicios que te brinda BBVA Bancomer puede ayudar a pagar de forma exacta. Adiós filas y tiempo perdido. Suena bien, ¿no? 

4 Lucha contra el gasto hormiga

Una de las cosas que más laceran nuestra quincena es el llamado gasto hormiga, esos pequeños retiros y cosas que realmente necesitas pero ya sea porque “se te antojaron” o lo compraste sólo para cambiar un billete grande suelen sumarse cada quincena y desequilibrar tu quincena. Tu servicio BBVA Wallet y los puntos Vida Bancomer son tus grandes aliados.

El café con crema batida puede ser sustituido por aquel de menor costo o por el que tú te prepares. No más propina extra o pesos al franelero. Sería bueno también despedirse de ese dulce de la esquina, la lata de refresco o el cigarro suelto, que además tampoco le están aportando nada nutritivo a tu salud. Reducir al máximo las fugas de los famosos “piquitos” extra se notará de inmediato.

5 Divide tu dinero en tres partes

Destinar porciones a nuestros rubros más importantes, en orden de relevancia, nos ayuda a no gastar de más ni de menos. En ocasiones los montos varían y hay áreas a las que aprenderás a sacarle mayor provecho.

Un porcentaje asignado a los gastos recurrentes, otro a los diarios y uno más a esas cosas en las que sueles gastar ocasionalmente. Tener un presupuesto riguroso, dividido y previamente asignado te facilitará las cosas, créenos.

6 Convierte el ahorro en tu aliado

De la división que hagas de tu dinero aparta aquel excedente que es para diversión y destínalo al ahorro. Si te llega algún incentivo, utilidad, ingreso extra o cambio que no contemplabas por cuentas, ofertas o costo de las cosas pueden ir siempre a incrementar tu ahorro, el cual será como “aire fresco” para la quincena siguiente.

7 Destina un extra para imprevistos

Dicen que prevenir nunca está de más. Los imprevistos están a la orden del día: llueve y te levantaste tarde, enfermaste de gripa y tienes que ir a consulta, o sencillamente hoy te salió un evento cita importante y tendrás que gastar. Eso puede descalabrar tu quincena si no tienes un extra que te permita hacerlo. Intenta no emplear el gasto de tu ahorro y trata de administrar mejor cualquier remanente. Si el ahorro es sano y el imprevisto es realmente urgente, puedes hacer uso de sólo lo justo. Siempre adelántate a lo que pueda suceder.

8 Realiza tus pagos siempre a tiempo

Parte del superpoder de llegar a quincena a salvo y de forma segura, radica en el hecho de tener orden en los tiempos. Las multas por recargos son recursos en los que no tendrías que pagar con tu nómina, sobre todo si ya contemplaste que debes pagar en cierta fecha. Llámese tienda departamental, pago a tarjeta de crédito, renta de tu departamento, casa o cualquier otro servicio recurrente (luz, agua, gas, internet, teléfono o cable). Pagar a tiempo te da tranquilidad y movilidad financiera, tenlo por seguro.

En caso de llegar al fin de quincena sin tener liquidez, puedes echar mano de tus puntos Vida Bancomer o pagar con tu tarjeta de crédito, siempre y cuando pagues ésta a tiempo y más del mínimo para no generar recargos.

9 Consume de forma inteligente

Lo más caro no siempre es lo mejor, y tú como comprador sabes de los productos que necesitas, los que deseas y los que sólo están de más. La variedad es extensa y las ofertas recurrentes, ¡aprovéchalas! Adquiere esta quincena sólo lo necesario. Hacer rendir tu quincena tiene mucho que ver con ya no desperdiciar y consumir lo básico. Encontrar lo que vas a ocupar a un buen precio puede llevar un poco más de tiempo, quizás no sea tan glamuroso pero al final de la quincena tendrás una quincena sana y no te estarás tronando los dedos.

10 Repite y vencerás

Todo superpoder se perfecciona con la práctica. Tal vez esta primera quincena llevaste a cabo estos pasos y la diferencia fue mínima. Si repites de forma ordenada y logras dominar una disciplina de cuidado, plan y ahorro, seguro tendrás resultados mejores a lo esperado. Cuando comiences a lograr tus objetivos y llegar al fin de quincena de forma segura y con dinero, notarás todos los cambios positivos de haber hecho un esfuerzo. Después de todo, no es tan difícil cuidar tu quincena, sólo es cuestión de aplicar estos pasos al pie de la letra.

Ahora ya lo sabes, llegar seguro al fin de quincena es todo un superpoder que sólo requiere un poco de orden y de aliados como los que mencionamos. Cámbiate a Nómina Bancomer.

 

Siguientes artículos

Segunda subasta eléctrica interesa a 88 empresas
Por

La segunda subasta eléctrica se encuentra en proceso y concluirá a más tardar el próximo 30 de septiembre.