ModCloth, una marca de ropa para mujeres de todas las tallas, es la primera en firmar un compromiso para evitar el retoque fotográfico en sus campañas publicitarias. ¿Quién seguirá?

 

Por Alicia Adamczyk

 

PUBLICIDAD

Los días de las modelos imposiblemente delgadas y los trabajos fallidos de Photoshop pronto podrían ser historia. Ayer, ModCloth, un e-tailer especializado en ropa y accesorios vintage, se convirtió en el primer minorista en firmar Heroes Pledge for Advertisers, una promesa de no “cambiar la forma, tamaño, proporción, color y/o quitar-mejorar las características físicas” de los modelos en la posproducción de los anuncios publicitarios.

Esto marca una importante victoria para los activistas en contra de la edición gráfica detrás de la Ley de Veracidad Publicitaria, un proyecto de ley bipartidista lanzado en marzo que pide al gobierno crear un marco regulatorio para asegurarse de que la publicidad no engaña al público; en otras palabras, que los anunciantes no pasen por el Photoshop a sus modelos en exceso.

Actualmente, 72% de las chicas sienten una enorme presión por ser hermosas, mientras que sólo 4% de las mujeres de todo el mundo se consideran a sí mismas bellas, revelan datos de una investigación realizada por Dove, cuya polémica campaña Belleza Real se puso en marcha en 2004 para promover la confianza y el amor al propio cuerpo entre las mujeres de todas las formas y tamaños.

Muchos detractores del retoque fotográfico culpan por esos sentimientos de inseguridad y baja autoestima —por no hablar de una mayor tasa de trastornos alimentarios entre adolescentes— a los estándares de belleza imposibles perpetuados a través de anuncios para todo, desde delineador de ojos hasta trajes de baño que muestran modelos de por sí delgadas retocadas al grado de lo imposible. Y hay numerosos estudios para respaldar esas afirmaciones.

Pero tal vez, por fin, los tiempos están cambiando. Mientras que grandes errores en retoques de alto perfil –como Katy Perry en una portada de Rolling Stone en 2010, y el reconocimiento hecho por H&M de que sobrepuso rostros reales en cuerpos virtuales en su sitio web– sólo han aumentado la indignación pública, los anuncios con un enfoque más positivo sobre el aspecto físico –como la campaña Always #LikeAGirl y la de Under Armour, protagonizada por la bailarina Misty Copeland– se han encontrado con críticas muy favorables.

ModCloth ha sido un defensor de las mujeres de todas las formas y tamaños desde su fundación en 2002, y ha trabajado directamente con sus diseñadores para crear opciones de ropa elegante para mujeres de todas las tallas. Como explicó Nancy Ramamurthi, CMO de ModCloth, firmar el compromiso era “algo lógico”.

Mientras que algunos pueden burlarse de la idea de que la firma motivará un cambio real en una industria tan cosméticamente impulsada, Ramamurthi dijo que es optimista de que otras empresas verán que las mujeres están hartas de la publicidad tradicional, especialmente teniendo en cuenta el gran apoyo que ModCloth ha recibido desde su anuncio, hecho la semana pasada.

Ramamurthi dijo que el compromiso es una llamada a la acción para que la industria de la moda cambie la forma en que ve a las mujeres. “Es fácil para nosotros firmar algo que celebra a la gente real.”

 

Siguientes artículos

Deportistas mexicanos: ¿formación a base de sacrificios?
Por

Los “orgullos mexicanos” no nacen, pero tampoco se trabajan: surgen después de que demostraron, por cuenta propia, que t...