En este mes las personas físicas deben presentar su declaración anual del ejercicio 2018, con el objetivo de informar al Sistema de Administración Tributaria (SAT) sobre sus ingresos y deducciones anuales por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

La declaración de impuestos es un buen momento para reportar ciertos gastos que te ayudarán a deducir impuestos y tener saldo a favor o pagar menos impuestos. Si aún tienes dudas, aquí repasamos los básicos de tu declaración anual.

¿Quiénes están obligados a presentar la declaración anual de impuestos?

  • Personas asalariadas, siempre y cuando:
    • Hayan tenido 2 o más patrones en el año.
    • Sus ingresos anuales excedieron los 400 mil pesos.
    • Recibían sueldo de empresas en el extranjero o sin obligación de hacer retenciones.
    • Dejaron de prestar sus servicios antes del 31 de diciembre de 2018.
    • Recibieron conceptos por jubilación o indemnización.
  • Trabajadores bajo el régimen de Servicios Profesionales (honorarios).
  • Personas que cobran rentas o vendieron un bien inmueble.
  • Quienes realicen actividades empresariales, a menos que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal.
  • Si obtuviste ingresos por intereses reales mayores a 100,000 pesos.

Lee también: Esto es lo que podrás deducir en tu Declaración Anual este año

Mito o realidad: ¿Los asalariados no tienen que declarar?

En general existe la creencia de que al estar dentro de una nómina, no es necesario declarar tus impuestos anualmente, sin embargo, no siempre es así como expusimos antes. Recuerda, si eres asalariado pero entras en alguna de las siguientes categorías, pon atención, porque sí debes declarar:

  • Si terminaste tu relación laboral antes del 31 de diciembre
  • Si obtuviste ingresos por dos patrones de manera simultánea
  • Si recibiste ingresos acumulables además del salario
  • Si tu sueldo provino de un empleador no obligado a realizar las retenciones
  • Si adquiriste algún tipo de indemnización laboral

Si dijiste “sí” a alguna de las anteriores, estás obligado a presentar tu declaración anual.

Herramientas que te ayudan a presentar tu declaración de impuestos

Para facilitar este proceso a los contribuyentes el SAT creó algunas herramientas que te simplificarán el trabajo:

  1. Visor de nómina. Aquí se refleja la información que tu patrón dio al SAT respecto a tus ingresos y retenciones, por lo tanto debes verificar que coincida con tu información. Si hay errores o inconsistencias, tienes el derecho de avisar y pedir a tu empleador que los corrija y cancele el viejo recibo de nómina para generar uno nuevo. Revisarlo te permitirá actuar a tiempo en caso necesario.
  2. Simulador. Te muestra básicamente cómo aparecerá tu declaración anual, es decir: ingresos, retenciones y las deducciones personales, de esta forma tendrás un resultado previo de si tienes saldo a favor o a cargo.

Ambas están en el micrositio del SAT, que puedes consultar desde cualquier computadora, tablet o celular.

Te puede interesar: Si no presentas tu Declaración Anual deberás pagar esta elevada multa

¿Cómo te pueden devolver dinero?

Para solicitar un saldo a favor, deberás haber presentado deducciones personales. En el sitio del SAT conoce cuáles son los gastos aptos para deducir. Algunos que se incluyen, son: honorarios médicos, siempre y cuando sean de una persona con título profesional legalmente emitido; gastos hospitalarios y medicamentos incluidos en la factura; lentes ópticos graduados; colegiaturas de instituciones privadas con validez oficial, entre otros.

En este punto es muy importante que revises los montos máximos a deducir y que las facturas cuenten con las características solicitadas para ser tomadas en cuenta, que hayan sido pagadas con tarjeta de crédito, débito, cheque o transferencia. Las facturas correspondientes a estos gastos te aparecerán cargadas al momento de entrar al simulador, pues ya fueron identificadas y validadas por el SAT.

¿Qué pasa si no haces tu declaración anual de impuestos?

No es por asustarte, pero no hacer tu declaración o hacerla incorrectamente, puede hacerte acreedor a una sanción que puede ser:

  • Multa de 1,400 a 17,370 pesos por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente
  • De 1,400 a 34,730 pesos por cada obligación al presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplimiento de dicho requerimiento
  • De 14,230 a 28,490 pesos por no presentar las declaraciones por internet estando obligado a ello, presentarlas fuera del plazo o no cumplir con los requerimientos de las autoridades fiscales para hacerlo o cumplirlos fuera del tiempo señalado

Recuerda que estas multas podrían tener actualizaciones y además, son acumulables.

A la hora de declarar

Para hacer tu declaración, así como para ingresar al visor de nómina y simulador, necesitas tener tu RFC y contraseña (si aún no la tienes, ya no es necesario acudir a las oficinas del SAT, puedes generarla desde su página web).

En caso de tener saldo a favor, te pedirán el nombre de tu banco y número de la cuenta CLABE a 18 dígitos.

Gracias a todos los movimientos que ha realizado el SAT y a que prácticamente todos tus ingresos y gastos ya están registrados, hacer tu declaración ahora es más sencillo. Bastará verificar que tus datos estén bien precargados (de ahí la importancia de revisar el simulador, pues te ahorrará tiempo); aunque de no ser así, tienes la opción de hacerlo de forma manual, por eso es importante conservar tus recibos de nómina o de honorarios, así como tus declaraciones mensuales, en caso de realizarlas. Utiliza las herramientas a tu alcance y prepárate para cumplir.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La nueva política comercial de México
Por

Nos encontramos ante una coyuntura compleja, pero esperemos que los esfuerzos de inclusión, innovación y diversificación...