¿Quieres ‘volar’ a otros países para estudiar? Los obstáculos más frecuentes son no conocer la cultura y no manejar el idioma. Por eso conoce cuáles son algunas de las habilidades que debes poseer antes de postularte para una beca en el extranjero. 

 

En 2013, Estefanía Jiménez, egresada de la Licenciatura de Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tomó una decisión: conseguir una beca para estudiar un semestre en Victoria University en Melbourne, Australia. Hoy, a casi dos años, realiza de manera provisional una pasantía laboral en Helsinki, Finlandia. Pero sus aspiraciones no terminan ahí: planea buscar más oportunidades en el extranjero.

PUBLICIDAD

“Un intercambio permite ampliar tus conocimientos académicos y culturales. Tuve la oportunidad de perfeccionar un segundo idioma mientras conocía un país completamente distinto, estudié materias que mi universidad no impartía, conocí personas de otras partes del mundo y viajé”, comenta Estefanía.

Estefanía es parte de los más de 12 millones de connacionales que residen en el extranjero, de los cuales 38% son estudiantes becados y 21% son profesionistas que trabajan para alguna empresa en el país de residencia, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Ella admite que no ha sido una labor fácil, pues al reto del cambio de cultura se suma la tarea de hacer rendir los recursos. ¿Qué debe saber un estudiante antes de aventurarse a cambiar de país?

 

Reprobados por falta de preparación

Aunque tres de cada 10 padres de familia en México están abiertos a enviar a sus hijos a estudiar en el extranjero —según el estudio “El Valor de la Educación: Un trampolín para el éxito”, realizado por HSBC—, Sebastian Fernandes, director general de EduExpo, dice en entrevista que los tres principales errores que cometen los estudiantes mexicanos al solicitar una beca para estudiar en otro país son: no contar con un rendimiento académico estable (buen promedio), desconocer la cultura y no manejar el idioma del país al que se quiere ir.

“Es necesario que aquellos que quieran postularse para una beca vean la educación como una inversión y una plataforma para desarrollarse no sólo académica, sino también profesionalmente. Una buena educación ayuda a mejorar las oportunidades y perspectivas de los estudiantes en un mundo cada vez más competitivo”, dice Fernandes.

Otro factor a considerar es el financiamiento. El ejecutivo explica que es importante que los universitarios  consideren los gastos, pues “la beca no es infinita”.

Durante su estancia en Melbourne, Estefanía tuvo que aprender a administrar sus finanzas, pues a pesar de contar con una beca, los gastos de manutención y alimentación eran elevados por el nivel de vida en el país.

“Para obtener la oportunidad de un intercambio académico y además viajar con una beca, es indispensable un buen promedio. Recomendaría buscar distintas opciones para el financiamiento, pues aunque la propia universidad otorga apoyos, difícilmente serán suficientes para todos los candidatos”, expresa.

Otro de los retos es el sistema educativo; en el caso de Estefanía, la escuela de Australia era distinta a la UNAM. Además, el proceso de adaptación a otro modelo educativo se complica cuando éste se da en un idioma diferente de la lengua madre.

 

Países con más oportunidades

Aproximadamente 98% de los mexicanos que emigran lo hacen a países desarrollados, principalmente Estados Unidos, Reino Unido y España; en ellos se concentra 74% de la población total del flujo migratorio a nivel global por los beneficios que ofrecen en becas, créditos y  lenguaje, revela el reporte “Los flujos migratorios de estudiantes mexicanos hacia el extranjero”, elaborado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

El estatus económico de los países, la hegemonía del inglés como vehículo del conocimiento y las modalidades de financiamiento para educación superior son los tres factores que los estudiantes mexicanos toman en cuenta al momento de solicitar una beca.

En términos generales, Fernandes revela que las áreas más demandadas por los mexicanos en el extranjero son las relacionadas con la ingeniería, informática, ciencias de la salud y docencia.

El género femenino se mantiene a la cabeza, pues 54% de los connacionales que emigran son mujeres, frente a 46% de los hombres.

De manera anual, la UNAM recibe en promedio 900 solicitudes de beca, en tanto que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) capta 8,000.

Aunque estudiar y vivir en otro país puede representar un reto para los estudiantes, el intercambio cultural y académico a nivel internacional es la principal característica que motiva a los candidatos a tomar otras oportunidades en el extranjero.

“Al regresar a México, el intercambio me abrió las puertas a un trabajo que me permitió  ‘devolver’ un poco de lo que esta oportunidad significó para mí, al empezar a promover la movilidad internacional entre los estudiantes de la UNAM. Viajé a lugares que nunca imaginé y conocí personas increíbles con las que, a dos años de haber llegado a Australia, mantengo contacto y he vuelto a ver”, comparte Jiménez.

 

Consejos para estudiar en el extranjero

Estudiar en otro país enriquece la calidad de vida de los estudiantes; sin embargo, si no se tienen las herramientas necesarias, a pesar de ser acreedor de una beca, la misión difícilmente se logrará con éxito.

Sebastian Fernandes compartió con Forbes México cinco consejos que debes tomar en cuenta si buscas  una beca para estudiar en el extranjero:

  1. Conoce la cultura. El primer paso para solicitar una beca es conocer la cultura del país en el que quieres aplicar y definir qué aspectos serán benéficos para tu desarrollo académico.
  2. Maneja el idioma. Manejar el idioma no sólo te permitirá acceder a una beca; también facilita la interacción e integración en el nuevo ecosistema.
  3. Mantén un buen promedio. Mantener un promedio bueno facilita la admisión a una universidad en otro país y representa una ventaja competitiva al concursar por un apoyo económico.
  4. Ahorra. Aunque las becas son un apoyo importante, no lo son todo. Calcula tus gastos y genera un plan para evitar que tu viaje académico se convierta en un desastre financiero.

 

Siguientes artículos

India Martínez: con hambre de México
Por

La artista cordobesa, ganadora del Premio Goya por la canción “Niño sin miedo”, está lista para dejar huella con su músi...