Cabe aclarar que Trump empieza su campaña electoral del segundo periodo y AMLO, por costumbre, todo lo sigue convirtiendo en eventos de campaña, aquí la explicación para cada uno, de los eventos que sucedieron el fin de semana pasado.

Lo que el Presidente Trump quiso decir fue: estimados electores ya se cumplió el principal objetivo en este primer semestre del año de nuestro programa “America First”.

Primero, nos quitamos de encima y sacamos de la opinión pública el tema del impeachment; segundo, ya tenemos nuestro muro para que no pasen los migrantes y además lo va a pagar México. Ya convertí a los mexicanos en el muro, todo su territorio va a ser el muro de contención y los obligué a detenerlos, cazarlos, regresarlos y los que logren pasar se los vamos a devolver y todo lo van a pagar ellos, se los dije. Tercero, logré que todos los productos agrícolas que no les vamos a vender a los chinos por nuestros pleitos comerciales por el 5G los van a comprar los mexicanos, y eso sólo fue en el pasado fin de semana.

En los próximos 45 días los vamos a presionar más, vamos a asegurarnos que se conviertan en un país seguro y que su Congreso lo acepte por ley, si no les vamos aplicar el 5% de aranceles y no vamos a autorizar el T-MEC. Así que los tenemos donde queríamos.

Estimados electores, con esta acción también desactivamos a los demócratas, ya no nos pueden atacar, tratando de defender a México, ellos ya aceptaron todo lo que les exigí y más, poco a poco se los daré a conocer, para que vayamos celebrando que vamos a ganar nuestra siguiente elección.

Lee también: Video falso de Zuckerberg desafía las reglas de Facebook

Nota aclaratoria: es importante decir que esta acción no es una ocurrencia de Trump, es toda una estrategia que inició desde que se instaló el nuevo gobierno en México, el presidente de los Estados Unidos agarró al gobierno mexicano nuevito, imberbe, timorato y con una visión de que la política interior es la mejor política exterior, además de que los políticos de hoy son románticos visionarios de izquierda, todo se resuelve con amor y paz, con lindas cartas con detalles y referencias históricas y llenas de buenos deseos.

Lo malo es que en la guerra comercial y de geopolítica del mundo ese romanticismo no sirve de nada, nos dieron una lección de relaciones exteriores y nos atoraron hasta el fondo.

Mientras en México, lo que el presidente quiso decir es que ganamos, nos fortalecimos, nos va a ir muy bien, que olvidemos todo lo que había dicho antes sobre migración, ahora hacemos lo que los gringos nos pidieron y no hay de otra, ¡viva la 4T!

En México no hay quien le gane al Presidente en discursos, en sus mañaneras, Trump es la kryptonita con cada tuit. En menos de seis meses, va otro cambio de rumbo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

No habrá rincón donde no esté la Guardia Nacional
Por

Según proyecciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en este año se contarán con 150 Coordinaciones...