vice_electronica

Por Meredith Hoffman

Donald Trump ha realizado múltiples esfuerzos para volver la migración uno de los asuntos principales, si no es que el más importante, de las campañas presidenciales de 2016. Cada vez que el candidato republicano abre la boca promete a los estadounidenses que construirá un muro en la frontera con México —el cual según él nosotros deberíamos pagar—, que expulsará a todos los musulmanes y que formará una fuerza de deportación para lograrlo.

Hasta ahora, Trump ha creado un monopolio del asunto mientras que los medios de comunicación explican una y otra vez que no va a construir un muro y que definitivamente México no va a pagar por él. En cambio casi no hay discusión en cuanto a si alguien que no sea Trump —en específico Hillary Clinton— tiene planes migratorios. Con la gran riqueza xenófoba en los discursos de Trump, parece que nadie está poniendo atención en la alternativa.

PUBLICIDAD

Como Donald Trump, Clinton ha hecho de la migración el problema central al que su campaña va dirigido, prometiendo que si es electa presidente va a taclear el asunto de la reforma migratoria en sus primeros cien días en la Casa Blanca. “Hillary ha hecho el compromiso de que quiere hacer de esto un problema significativo al cual le dará prioridad en sus primeros cien días, lo que es importante y refrescante de escuchar”, dijo Todd Schulte, presidente del grupo de inmigración FWD. “Ha dejado muy en claro que tenemos un sistema de migración que está fundamentalmente roto”, añadió.

Es difícil imaginar cómo los dos candidatos de 2016 podrían tener ideas más diferentes. Es probablemente la mayor división de ideas que ha habido y que está haciendo de esta contienda presidencial una para recordar. Aún así, sin escuchar los argumentos de ambas partes, es complicado comprender qué es lo que está causando furia en torno a esta cuestión. Le preguntamos a expertos en migración y asuntos legales cuáles son los planes de Hillary Clinton para saber cuál es la alternativa al muro xenófobo de Trump.

 

Ciudadanía para migrantes indocumentados

El pilar de la plataforma migratoria de Hillary Clinton es la idea de dar a los migrantes indocumentados una oportunidad de vivir en el país legalmente, algo completamente diferente a los planes de deportación de los republicanos. Ella no ha especificado cuál es su plan de acción, cómo trabajaría para lograr eso y no ha dado detalles de su reforma. Sin embargo, cualquier propuesta deberá pasar por las manos del Congreso, por lo tanto desde ahora sabemos que —incluso si resulta ganadora— será complicado llevar a cabo este plan.

“Una de las razones por la que no es muy abierta con sus planes es para dejar espacio para el debate político”, comentó Bill Glaston, quien tiene estudios en el Brookings Institution y trabajó como asesor político en la presidencia del Bill Clinton. “Está tratando de compartir un detallado plan de lo que quiere hacer pero deja preguntas por responder. Hay una diferencia entre qué tan específico eres cuando quieres que se apruebe una reforma a cuando estás en campaña”.

El potencial impacto de este influjo de trabajadores legales en los empleos y en la economía es una de las preguntas clave que se han convertido un dolor de cabeza para los simpatizantes de Trump. Los analistas de la política migratoria con los que hablé sugirieron que el plan de Clinton puede ser similar al del Senado en 2013, en el que se mostraron los resultados económicos de la reforma. El Congressional Budget Office estimó que la cuenta del déficit federal disminuiría a 197 millones de dólares en la primera década.

Puedes leer la nota completa en Vice News.

Contacto:

Sitio Web: news.vice.com/es

Facebook: facebook.com/ViceNewsEspanol

Twitter: twitter.com/VICENews

 

Siguientes artículos

Investiga Cofece prácticas monopólicas de gasolineros en BC
Por

La investigación de la Cofece busca posibles prácticas monopólicas absolutas en la comercialización de gasolinas y diese...