Pensar en la muerte de la persona que lleva el sostén financiero de una familia no es agradable, pero es necesario pensar qué pasará si esta persona falta, pues lo que pase después tampoco será nada agradable.

 

 

 

Como lo he comentado anteriormente, es importante adquirir un seguro que ayude a proteger el bienestar económico de la familia ante cualquier situación inesperada, como puede ser un accidente, una enfermedad o el fallecimiento de la persona que brinda el sustento financiero al hogar.

Sobre este último caso, algunas personas no lo toman en cuenta por miedo a lo que representa, pero es importante que una situación como ésta no nos tome por sorpresa.

En nuestro país la penetración de este tipo de seguros es baja. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el 20% de la población mexicana cuenta con un seguro de vida.

Hay muchos beneficios que pueden ofrecer este tipo de pólizas, los principales son:

  • Protección a los familiares con una indemnización económica e incluso puede apoyar los estudios profesionales de los hijos del asegurado.
  • Cobertura de los gastos funerarios.
  • Generación de un ahorro que brinda apoyo al asegurado cuando se jubile.
  • Brinda descuentos en algunas instituciones médicas.
  • Paga las deudas que tiene el asegurado, para que sus familiares no tengan que resolver estos problemas económicos.

 

Asimismo, hay diversas variantes del Seguro de Vida, algunos de los más comunes son:

a) Seguro temporal: Se caracteriza porque la suma asegurada es pagada inmediatamente después de la muerte del asegurado, siempre que ocurra antes del plazo de duración del seguro, en algunos casos pueden ser hasta 20 años.

b) Seguros de vida entera: Se garantiza el pago de una suma asegurada inmediatamente después del fallecimiento del asegurado, sea cual fuere la fecha en que ocurra dicho fallecimiento. Hay dos modalidades para el pago: las primas correspondientes se pagan durante un periodo determinado de años o el pago de las primas se mantienen hasta el fallecimiento del asegurado.

c) Seguro sobre dos o más vidas: Se caracteriza porque existen simultáneamente dos o más personas aseguradas que son a la vez beneficiarios recíprocos, cuando el fallecimiento de cualquiera de ellas se produzca dentro del límite estipulado en el contrato. La compañía de seguros pagará la indemnización prevista al sobreviviente o a los sobrevivientes, según sea el caso.

d) Seguro de deudores: Al fallecer el asegurado, la compañía de seguros se hace cargo automáticamente de la liquidación de los créditos previstos en la póliza, no vencidos, que adeude el asegurado en el momento de su muerte.

e) De orfandad: Otorgan una pensión temporal para los hijos menores de 18 años en caso de fallecimiento del padre o la madre del cual dependan económicamente.

 

Es muy importante conocer estas coberturas e investigar que es lo que ofrecen las diferentes compañías de seguros. Revisa y compara los productos que existen para identificar cuál es el más conveniente, según sus características y tus necesidades.

 

 

Contacto:

http://www.s.com.mx

[email protected]

facebook.com/S.com.mx

twitter.com:@SegurosS

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Aborto: el tabú que vale más de 4,000 mdp
Por

Más allá de las encendidas discusiones sobre el aborto, en México se gesta un mercado de medicamentos que busca atender...