El término eficacia es la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera, y en las finanzas personales no es la excepción, pues diseñamos estrategias para obtener lo que queremos de la manera más eficiente.

“En finanzas, la eficacia se refiere a obtener los mejores resultados (en cuanto al ahorro e inversión de los recursos económicos se refiere) invirtiendo la menor cantidad de tiempo posible”, dice un documento del portal Finanzas Prácticas de Visa, que además comparte cuatro recomendaciones para aumentar la eficacia financiera:

1 Mantener el orden y ser disciplinados. Para lograr eficacia en las finanzas, como en tantos otros aspectos de la vida, dos de los elementos primordiales son el orden y la disciplina. No obstante, llevar una vida financiera ordenada no se refiere necesariamente a tener un control obsesivo sobre todas nuestras operaciones, así como vivir con un temor perenne ante el riesgo. Se trata de estar al tanto de nuestros ingresos y gastos para planear el futuro con mayor comodidad.

Un instrumento que puede llegar a facilitarnos el ordenamiento financiero es la realización de un presupuesto. Para ello, simplemente debemos realizar un listado o una tabla en la que anotemos los ingresos por un lado y los gastos por el otro, clasificándolos de acuerdo con su importancia, frecuencia y urgencia.

2 Mantener el dinero en movimiento. Para aumentar el patrimonio es necesario poner nuestro dinero en movimiento, es decir, invertirlo. De nada sirve tener dinero ahorrado si lo guardamos en casa en un cajón o, como coloquialmente se dice, debajo del colchón. Hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo (debido a la inflación), el dinero tiende a perder su valor. De suerte que, al paso de unos meses o años, lo que hemos guardado ya no nos sirve para comprar lo que en otro momento hubiéramos podido adquirir.

Por esta razón, para aumentar la eficacia financiera, es necesario investigar qué instrumento de inversión disponible en el mercado se acomoda mejor a nuestras necesidades y expectativas.

3 El ahorro y la inversión van de la mano. Otro punto muy importante a considerar cuando hablamos de aumentar la eficacia de nuestras finanzas es el ahorro. Una buena manera de ahorrar y mantener el valor del dinero es invirtiendo. Pero para invertir de manera eficaz hay que tomar en cuenta las dos reglas de oro: obtención de un rendimiento mayor al índice de inflación y a mayor ganancia, mayor riesgo. Estas reglas son muy útiles, puesto que nos recuerdan el cuidado que debemos tener al ahorrar e invertir nuestro dinero.

4 Mantenernos al día. Por último, una estrategia indispensable para ser más eficaces en lo financiero es estar siempre informados de lo que ocurre a nuestro alrededor, es decir, mantenernos al tanto de los cambios no sólo en lo financiero, sino también en lo político y social, tanto en nuestra ciudad, como en nuestro país y en el mundo. Una persona bien informada toma mejores decisiones.

 

Siguientes artículos

bimbo-pan
Entrada de Bimbo a India será para crecer en Europa, Asia y África
Por

El 25 de mayo la panificadora mexicana concretó el acuerdo para adquirir el 65% de las acciones de la india Ready Roti.