Este conteo considera la responsabilidad corporativa de las empresas estadounidenses en siete categorías, entre las que destacan la relación con sus empleados y sus políticas ambientales.

 

Por Susan Adams

PUBLICIDAD

A finales de los años noventa, el Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo de Microsoft un villano corporativo, acusándolo de abusar de su poder monopólico por ligar su navegador web Internet Explorer a su sistema operativo Windows en las computadoras con procesador Intel. El caso finalmente alcanzó un acuerdo extrajudicial, pero la compañía también enfrentó cargos de la Comisión Europea, y apenas en 2013 fue multada con 731 millones de dólares (mdd) por la Unión Europea por no acatar el compromiso de dejar de ligar su navegador. Hoy, las cosas son diferentes. Ahora los editores de la revista Corporate Responsability Magazine han dado a Microsoft una especie de sello de aprobación de nombrarlo el mejor ciudadano corporativo en Estados Unidos.

A diferencia de algunas de las otras listas que cubrimos, como las empresas con mejor reputación del mundo, que mide la percepción del consumidor, la lista de CR destaca lo que llama responsabilidad corporativa. También califica rendimiento de la empresa en cada una de las siguientes categorías: cambio climático, relaciones con los empleados, ambiental, financiera, gobernanza, derechos humanos y filantropía. Las categorías son ponderadas: relaciones con los empleados y medio ambiente reciben más peso, mientras que la gobernabilidad importa menos. Dentro de cada categoría hay subcategorías como divulgación, política y rendimiento. Las preguntas van de “¿Las políticas de derechos humanos de la compañía se aplican a los franquiciados?” a “¿La empresa divulga su generación total de residuos peligrosos?”

CR comienza con el Russell 1000 de las empresas estadounidenses con mayor capitalización de mercado, y luego recoge datos sobre cada una de ellas, incluyendo el envío de un extenso cuestionario que pide a las empresas responder para verificar el informe inicial de CR. Unas 300 empresas respondieron este año. CR reduce la lista principal a 130 y luego hasta los 100. El proceso dura un año, dice Elliot Clark, CEO de CR Magazine, una revista con un tiraje de 20,000 ejemplares publicada seis veces al año y que es leída por CEO, CFO y personas que trabajan en recursos humanos corporativos y departamentos de responsabilidad social corporativa.

Microsoft ocupa el primer sitio en la lista porque es bastante transparente y responsable en cuanto a sus políticas corporativas, dice Clark. Especialmente en el ámbito de las relaciones con sus empleados, la empresa está por delante de sus contrapartes, dice. Microsoft fue una de las primeras en ofrecer horarios flexibles y trabajo compartido, prestaciones familiares y licencia por duelo. “Ésta es una empresa que invierte muy fuertemente en las relaciones con sus empleados”, dice Clark. Apenas el mes pasado, Microsoft anunció que requeriría a muchos de sus 2,000 proveedores dar 15 días al año de días pagados de baja médica y vacaciones. Clark añade que la compañía tiene un sólido historial en materia de derechos humanos y medio ambiente, asegurándose de que sus salas de servidores sean tan eficientes como sea posible. El teletrabajo reduce la huella de carbono de la compañía. En el frente filantrópico es un gran defensor de la educación STEM a través de programas como YouthSpark, que dirige campamentos de programación y competencias de tecnología para alumnos de primaria, secundaria y preparatoria. También cuenta con un amplio programa de donaciones corporativas, igualando las donaciones de sus empleados por hasta 15,000 dólares, y cuando los empleados se ofrecen como voluntarios en una organización no lucrativa, entregan 25 dólares por hora a esa organización.

Hasbro, el fabricante de productos como Play-Doh y Monopoly, además de otros juegos digitales, programas de televisión y películas, está en el puesto número 2, escalando 20 puestos respecto al año pasado. Sus compromisos ambientales incluyen la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 20% y de 50% en el vertido de residuos para finales de 2020. También eliminó el cloruro de polivinilo de todos sus envases en 2013. En materia de derechos humanos monitorea las fábricas que manufacturan sus productos en China a través de empleados suyos en el piso de producción. Sus esfuerzos filantrópicos incluyen donaciones por 12,800 mdd en becas y juguetes a organizaciones como SOS Children0s Villages y Toys For Tots, en 2014. También da a los empleados cuatro horas al mes de tiempo libre para que se ofrezcan como voluntarios en una ONG.

Johnson & Johnson se destaca por su compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. En 2010 se comprometió a alcanzar un máximo de 120 millones de mujeres y niños al año durante cinco años, sobre todo en zonas donde el acceso a la atención médica y a la información es limitado. Cuenta con programas para hacer el parto más seguro, para el tratamiento de niños con parásitos intestinales y ha reforzado la investigación y el desarrollo de medicamentos para el VIH. También ha tomado medidas para hacer sus ensayos clínicos más transparentes a través de su afiliación con el Proyecto de Acceso a Datos Abiertos de la Escuela de Medicina de Yale; se trata de poner todos sus datos de ensayos clínicos de dispositivos médicos a disposición de científicos de todo el mundo. J&J también tiene un plan de reducción de consumo de energía, para lo cual instaló 50 megavatios de paneles solares en instalaciones de la compañía en todo el mundo.

Clark dice que CR también busca empresas financieramente exitosas. “La sostenibilidad financiera es importante”, dice. “Nunca tomamos a una empresa al borde de la bancarrota.”

Éstos son los 10 mejores ciudadanos corporativos de EU en 2015

  1. Microsoft
  2. Hasbro
  3. Johnson & Johnson
  4. Xerox
  5. Sigma-Aldrich
  6. Bristol-Myers Squibb
  7. Intel
  8. Campbell Soup Co.
  9. Ecolab
  10. Lockheed Martin

 

Siguientes artículos

Los medios ya no son lo que eran antes… tampoco la sociedad mexicana / y II
Por

Hoy, los medios se enteran casi al mismo tiempo que la sociedad y por las mismas vías, y eso ha cambiado las reglas del...