La falta de capacitación en oficios y trabajos técnicos está afectando al mercado laboral en Estados Unidos, conoce cuáles son los más buscados y más escasos.

 

Por Jacquelyn Smith

 

PUBLICIDAD

De acuerdo a la octava encuesta anual de escasez de talento realizada por Manpower, el 39% de los empleadores de todos los sectores en Estados Unidos experimenta problemas para cubrir puestos vacantes dentro de sus organizaciones, a pesar de que el desempleo está en un mediocre 7.5% y millones de personas siguen desesperadas por un empleo.

ManpowerGroup encuestó a más de 1,000 empleadores de EU en el primer trimestre de 2013 para determinar qué trabajadores clasifican entre los más buscados. Como resultado, los puestos más difíciles de cubrir son los de los oficios calificados, que incluyen a carpinteros, plomeros, electricistas y otros profesionales que manejan herramientas. Los trabajadores, también conocidos como artesanos, por lo general desarrollan sus habilidades a través de la formación como aprendices. Ellos encabezan la lista de Manpower por cuarto año consecutivo.

“El talento es difícil de alcanzar, y la razón es que hay una gran división entre el talento disponible y el talento deseado por las empresas”, dice Melanie Holmes, vicepresidente de ManpowerGroup. “En pocas palabras, hay una falta de coincidencia en el talento.”

Holmes dice que año tras año, la encuesta pone de manifiesto la escasez de talento con la que los empleadores tienen que lidiar para cubrir las vacantes. “No importa cuán próspera o peligroso sea el medio, el talento es siempre difícil de encontrar. En EU específicamente, existe una sub-oferta de talento. Los empleadores tienen requisitos muy específicos de habilidades, y no siempre se puede encontrar al candidato ideal.

Otro factor son los enormes avances en la tecnología en un periodo muy corto de tiempo, añade. “La tecnología ha cambiado el ambiente de trabajo de manera espectacular, dejando atrás a los que han estado fuera de la fuerza de trabajo por un periodo prolongado.”

Holmes dice que este estudio puede ser útil para cualquier persona con un interés en el mercado de trabajo, incluidos los empleadores, buscadores de empleo, entidades gubernamentales y académicos. “La comprensión de la situación de escasez de talento ayuda a todas las partes en la planeación estratégica. A partir de la comprensión del flujo de talento, el desarrollo de currículo, la determinación de las habilidades a adquirir, conocer el tipo de talento en la demanda es fundamental.”

Y esto es más importante que nunca.

¿Por qué?

A medida que la contratación vuelve a tomar su ritmo y hay más posiciones disponibles, Holmes espera que la discrepancia del talento sea cada vez más evidente. “Durante la recesión, los empleadores hicieron amplios y profundos recortes en su fuerza de trabajo. Aprendieron a hacer más con menos”, explica. “La gente que se conservó sus empleos amplió sus funciones, aprendió nuevas habilidades, adquirió nuevas responsabilidades.”

Como resultado, muchos de los trabajos que fueron cortados durante ese tiempo no van a volver. Los trabajadores se han hecho más hábiles y sus puestos se han vuelto mejor remunerados. Por lo tanto los empleadores son más selectivos acerca de las habilidades que necesitan para un puesto.

“Están buscando personas que tengan múltiples habilidades y antecedentes diversos, y esas personas son difíciles de encontrar, especialmente entre las personas que han estado fuera del mercado de trabajo durante un periodo prolongado de tiempo”, añade Holmes.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, el 48% de los empleadores dice que tiene problemas para cubrir puestos de trabajo porque los candidatos carecen de competencias técnicas y/o habilidades duras. En segundo lugar, el 38% de los empleadores dijo que los candidatos carecen de competencias laborales y/o habilidades blandas. La tercera razón más común entre los empleadores es que la dificultad que enfrentan para contratar para un puesto determinado es la falta de candidatos (32%).

Cuando observamos la escasez de trabajadores de especializados en un oficio, hay varias fuerzas en juego. “Desde el punto de vista demográfico, la oferta de ese tipo de trabajadores se ve afectada por el retiro y posterior envejecimiento de los baby boomers“, dice Holmes. “A medida que perdemos trabajadores por la jubilación descubrimos que no hay suficiente talento joven para llenar las filas. Hemos hecho un menor énfasis en dirigir a la juventud hacia los programas de formación profesional y técnica en los últimos 20 años, y ahora que estamos sintiendo el impacto.”

Parte de la solución de este problema consiste en cambiar la mentalidad de los padres y de los jóvenes y devolver el honor a los oficios, dice. Las carreras en áreas como la plomería y soldadura ofrecen una gran cantidad de oportunidades y salarios competitivos.

Resulta que la geografía juega también un papel importante. Es probable que los trabajadores escaseen en una región pero en otra les resulte difícil encontrar un trabajo, dice.

 

En otra parte de la lista: Ingenieros y personal de TI.

“En Estados Unidos, la mayoría de nuestros programas educativos fundamentales carecen de un énfasis de habilidades en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés)”, explica Holmes. “Cuando los jóvenes no están expuestos a estos temas a temprana edad, son menos propensos a seguir carreras en y campos de ingeniería y TI. Estamos viendo más programas STEM en marcha en las comunidades de todo Estados Unidos, y ésa es una forma en la que podemos aumentar el número de titulados en estos campos y empezar a hacer frente a la escasez de talento.”

Holmes dice que se necesita un enfoque de colaboración para resolver la escasez de talento. Los líderes del mundo de los negocios, el gobierno y las instituciones educativas deben trabajar juntos para comprender las habilidades necesarias hoy y mañana en la fuerza de trabajo, y desarrollar conjuntamente programas de formación “que egresen a personas listas para el trabajo, y no sólo listas para graduarse.”

Las personas también necesitan tomar un papel activo en el desarrollo de su carrera, dice. “Todo el mundo necesita para ser un estudiante de por vida, adquirir nuevas habilidades de forma permanente. Hay  una necesidad de centrarse más en su perfil de competencias para garantizar que, independientemente de nuestra posición en cualquier empresa, tenemos las competencias que apliquen a una gran cantidad de puestos de trabajo y empleadores.”

Por último, los empleadores necesitan ampliar su enfoque de reclutamiento y contratación, concluye Holmes. “Los empleadores deben aprovechar los modelos flexibles de la fuerza de trabajo que integran una mezcla dinámica de trabajadores, promover prácticas contemporáneas que redefinen cómo se contrata, recompensa, compromete y desarrolla al talento. Y mejorar las capacidades del talento capacitando a sus empleados actuales.”

 

Los 10 puestos más difíciles de llenar son:

1.  Todos los oficios (plomeros, carpinteros, electricistas, etc)
2. Representantes de ventas
3. Choferes
4. Trabajadores de Tecnología de la Información
5. Trabajadores de Contabilidad y Finanzas
6. Ingenieros
7. Técnicos
8. Gerentes/ejecutivos
9. Mecánicos
10. Maestros

 

Siguientes artículos

México gana 14 lugares en competitividad en 4 años
Por

El país avanza en desempeño económico, eficiencia gubernamental y empresarial, pero se estanca en temas de infraestructu...