La motivación, esa fuerza o energía que te mueve e impulsa a definir un gran objetivo y lograrlo, es fundamental en la vida de cada ser humano. Y, lo mejor, no es tan complicado estar motivados.

 

Después de escribir el libro El gen exitoso, descubrí que la motivación es uno de los grandes ingredientes para ser exitosos. Así, mi equipo y yo decidimos hacer una investigación de mayor profundidad sobre la motivación en cuatro escuelas primarias y secundarias de la Ciudad de México, en la cual participaron 320 niños y adolescentes. La motivación, esa fuerza o energía que te mueve e impulsa a definir un gran objetivo y lograrlo, es fundamental en la vida de cada ser humano. Los resultados de la investigación pueden resumirse en los siguientes 12 puntos.

  1. El arma de destrucción masiva de la motivación es el juicio. Entender que cada ser humano es único y extraordinario es fundamental para mantener la motivación en nosotros y en los demás. Es importante promover, reconocer y celebrar la autenticidad. En muchas ocasiones, la comparación mata la autenticidad y promueve la estandarización.
  2. La autonomía en la definición de objetivos es un gran aliado. Cuando las personas definen de manera autónoma sus objetivos, se esfuerzan más en lograrlos. Somos mucho más eficientes en lograr objetivos que nosotros mismos hemos definido.
  3. La mejor fuente de motivación es la interna. Nos hemos acostumbrado a depender del reconocimiento y aplauso de otros para sentirnos bien, pero la autoaceptación y el reconocimiento propios son mejores.
  4. La motivación impacta tanto nuestro estado mental como al espiritual y al corporal. Contribuye a entender, conectar y empoderar cada núcleo de un ser humano.
  5. La motivación está en todos. Lo importante es el enfoque que le damos. Cuando nos enfocamos en muchas cosas al mismo tiempo, las fuerzas enfocadas en el logro de algo disminuyen. No hay nada mejor que tener toda tu motivación enfocada en el logro de un solo objetivo; obviamente, un objetivo positivo.
  6. Vivimos una batalla inconsciente de enfoques. Sin darnos cuenta, en nuestro inconsciente hay muchas agendas y objetivos. Nuestro niño, nuestro adolescente y nuestro joven internos siguen con deseos insatisfechos que buscan que el adulto logre para ellos. Esto desenfoca y pulveriza la motivación.
  7. Cuando estamos motivados vivimos más el presente. La motivación activa las zonas de la atención, la emoción positiva y la memoria en el cerebro. Cuando estamos motivados disfrutamos el presente, pero también formamos grandes memorias sobre éste.
  8. Tener grandes objetivos, únicos y extraordinarios nos mantiene motivados. Cuando soñamos con grandes objetivos, cuando nos proponemos lograr cosas trascendentales, nuestra motivación se mantiene en alto por mucho tiempo.
  9. Cada quien valora los reconocimientos por distintos motivos. El diploma o la medalla no es lo que más se valora ni por lo que se lucha; en realidad valoramos y luchamos por lo que éstos representan en nuestra mente consciente e inconsciente. Encontrar lo que cada premio representa implica una gran oportunidad para motivar a alguien y automotivarnos.
  10. Recibir pequeñas muestras de que vamos avanzando hacia nuestros grandes objetivos. Esto contribuye a mantener la motivación alta. Somos impacientes por naturaleza; por ello es fundamental ir recibiendo a lo largo del camino pequeños incentivos que nos permitan seguir dedicando recursos al logro de ciertos objetivos.
  11. La motivación se contagia, pero también la desmotivación. Seguimos a las personas que percibimos muy motivadas, ya que creemos inconscientemente que tienen un secreto para ser felices y andar siempre dinámicos. Nos alejamos de los desmotivados porque pensamos que absorberemos lo negativo de ellos.
  12. Cuando logras algo en un territorio, recuperas la confianza en ti mismo, que te sirve para lograr otras muchas cosas en otros territorios. Promover que nuestros hijos y aprendices, o nosotros mismos, hagan y hagamos grandes cosas en ciertos territorios en donde sabemos que lo lograrán y lo lograremos, nos permite desarrollar una gran confianza y también lograr cosas en donde pensábamos que no podríamos.

No es tan complicado estar motivados, y motivados lograr grandes objetivos. La motivación depende totalmente de ti.

PUBLICIDAD

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: rperret1

Twitter: @ricardopeer

Página web: Ricardo Perret – Socio Mindcode & Brainscan

Mindcode

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La generación del genocidio
Por

A la mayoría de los jóvenes de esa generación les espera un camino siniestro, con falta de empleo o empleos no en su áre...