Las Afores tienen un objetivo social: garantizar una pensión digna. El director de Sura México explica en entrevista cómo harán para cumplir con esta meta, mantener niveles aceptables de rentabilidad y lidiar con los nuevos retos del sector. Adquisiciones de nuevas empresas y estrategias de educación figuran entre los planes.

 

Cuando Pablo Sprenger tenía 24 años empezó a ahorrar 18 dólares al mes para su retiro. Hoy, 15 años después, el ejecutivo dirige la tercera Afore más grande en México y afirma que si quisiera retirarse ya podría hacerlo, pues su ahorro podría garantizarle una pensión, al menos, decorosa.

PUBLICIDAD

Pero Pablo no planea dejar de trabajar pronto y menos dejar de ahorrar, pues considera que se trata de un hábito permanente.

“El reto cada vez es más grande si queremos mantener el nivel de vida cuando dejemos de trabajar. Cuando veo a alguien que invierte en el cuidado de su salud y no invierte en su retiro, le digo que comete un error. ¿Para qué cuidarnos si no tendremos cómo vivir los años más difíciles?”, dice en entrevista con Forbes México.

El planteamiento de Sprenger es cierto. En México, la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) calcula que al menos 20 millones de personas no lograrán reunir una cantidad suficiente para dejar de trabajar, incluso después de los 80 años.

“La labor de las Afores es, en gran parte, social. El objetivo principal es otorgar la mejor pensión posible a los trabajadores. Si bien se trata de empresas privadas que necesitan rentabilidad, la finalidad es ayudar a tener un retiro decoroso, aunque la misión es difícil.”

En el caso de Sura, la rentabilidad se apoya en dos líneas de negocio complementarias. En México, la compañía cuenta con dos tipos de productos que están relacionados con el ahorro voluntario: los seguros y los fondos de inversión.

 

Adquisiciones, clave para crecer

En 2011, Sura llegó a México con la compra de Afore ING. Después, la empresa adicionó la oferta de planes de inversión, y luego incorporó seguros con la compra de la firma mexicana Primero Seguros, en 2013.

Sura reporta un crecimiento de alrededor de 20% anual en activos bajo administración. En América Latina cuentan con 17 millones de clientes y 120,000 millones de dólares en activos. México representa una cuarta parte de los activos bajo administración, con 30,000 mdd y 6.5 millones de clientes.

A nivel regional, Sura cuenta con una bolsa de capital disponible para adquisiciones. Además, Sprenger afirma que incluso hay espacio para endeudarse ante la posibilidad de una buena oportunidad de negocios.

El último movimiento de la compañía a nivel global fue la compra de la operación de RSA Insurance Group en América Latina, por un valor de 614 millones de dólares por 99.6% del patrimonio.

La operación constituye una plataforma de seguros con presencia en Chile, México, Colombia, Uruguay, Brasil y Argentina, que al cierre de 2014 registró activos totales por 1,900 millones de dólares y reservas netas por 631 millones de dólares.

“¿Qué buscamos en una compañía para su adquisición? Primero, que tenga clientes; que tenga potencial para vincular otros productos, y que tenga canales de distribución interesantes”, explica.

Sprenger adelanta que el negocio tiene oportunidades de crecer a través de adquisiciones en el país, por lo que miran ‘un par de oportunidades’.

“No tenemos una due diligence en marcha, pero sí analizamos un par de opciones en diferentes sectores, en los que podríamos crecer con adquisiciones.”

 

¿Cómo tener una Afore rentable?

Actualmente, la Afore representa la proporción más grande del negocio en México. Sin embargo, Sprenger confía en posicionar el ahorro voluntario como una carta fuerte dentro del negocio para poder equilibrar la balanza con su brazo asegurador y el de inversión.

“Cuando llegué al país me sorprendió que la gente no tiene una cultura de utilizar la Afore como un vehículo de ahorro. En Chile ya ocurre, aunque ha tomado mucho tiempo. Es importante que todos los mexicanos sepan que ese dinero es suyo, que generen el hábito de ahorro voluntario, que estén al pendiente del manejo de sus recursos. Un punto adicional de rendimiento puede significar 30% más de pensión”, explica el ejecutivo de origen chileno.

Springer llegó a México en 2013, tras haber sido responsable de la estrategia de negocios a nivel corporativo (productos, comercial, marketing) para todas las líneas de Sura en Latinoamérica  y del desarrollo orgánico e inorgánico de nuevos negocios en la región (incluyendo Colombia, Perú, Uruguay, El Salvador y Chile).

El directivo se considera a sí mismo como el “paladín del ahorro”. Relata que ese modesto ahorro de 18 dólares al mes representó no sólo el inicio de la generación de patrimonio para el retiro, sino el principio de su carrera.

Ahora, con una trayectoria de más de 15 años en el desarrollo de mecanismos de inversión y Afores, afirma que las Administradoras de Fondos para el Retiro aún tienen pendientes algunos retos:

  1. Aportaciones: Pablo Sprenger considera que no hay manera en que un fondo de inversión, una administradora o un negocio dé un retorno de inversión suficiente para tener una jubilación adecuada si la tasa de ahorro es baja. Los mexicanos ahorran apenas una proporción de 6.5% del total de su sueldo. “El trabajador aporta solamente el 1.125% y el patrón asume casi todas las obligaciones para la contribución social, pues en el total aporta 90%”, apunta un reporte de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) AC. México tiene una tasa de reemplazo de 28.5%, que está muy por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es de 54.4%. La tasa de remplazo en México es mucho menor a la de países como España, que tiene 73%, Dinamarca 78% y Holanda 90%.
  2. Esquema de negocios y consolidación: Operar una Afore es un negocio de escala: entre más cuentas, mayor ganancia. Sin embargo, ante la regulación sobre reducción anual de comisiones, las Afores con menos cuentas empezarán a perder rentabilidad y se verán obligadas a fusionarse, lo cual no necesariamente es malo. “En otros países hay panoramas con tres o cuatro administradoras y no necesariamente funcionan mal; al contrario, la operación es eficiente. La consolidación es parte del negocio.”
  3. Tamaño de la masa de recursos y esquemas de inversión: El 80% de los recursos en las Afores debe invertirse, por ley, en México. Esto implica un reto a la hora de buscar rendimientos, pero también que las Afores deben invertir en las opciones al alcance con un régimen de inversión que resulta perfectible. “Es importante que la inversión de más largo plazo pueda tener un componente mayor de posiciones en renta variable. No hay un número ideal, pero la apertura debe darse poco a poco para poder obtener mejores pensiones.”

 

Siguientes artículos

Fantasma de la deflación vuelve a la zona euro
Por

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, estimó que los precios al consumo en los 19 países que compart...