Veamos cada uno de ellos: Partir con el final en mente es fundamental. Resulta que sin una visión, un sentido de propósito trascendente, todo es vano, pequeño e inútil. Por lo tanto, el primer paso para alcanzar el éxito es alinear nuestra mente y nuestro corazón. Nuestra inteligencia racional y emocional. El equilibrio entre el dar y recibir. 

Todo emprendimiento atraviesa de etapas diferentes. Una de las más significativas yo la denomino: la noche oscura del alma, en la cual la vida nos pone a prueba. Un momento determinante en el cual todo se complica y en el cual, si nuestra mente y nuestro corazón no están alineados, desistimos. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Y es por ello que el sentido profundo de propósito es tan importante. Es el aliento que nos da la fuerza para no darnos por vencidos en los momentos más complicados. Nos conecta con el sentido real de la vida que siempre va más allá de nosotros. Nos recuerda que estamos aquí para servir, y que en ese servicio está nuestra razón de ser. Y a través de esa energía fincada en el amor, nos carga de la fuerza requerida para enfrentar lo que venga y proseguir. 

Después, está la acción. La acción masiva. El hacer y aprender haciendo. El ser flexible y resiliente. El ser curioso y perseverante. El usar los contratiempos de la vida como escuela e impulso para ir más lejos. 

Vivimos en un universo inteligente que quiere que seamos exitosos. El actuar manda un mensaje inequívoco que somos jugadores y la vida ama al jugador. Déjate querer. Aprende. Crece. Escucha la profunda sabiduría de 3,800 millones de años de evolución que quiere y que sabe qué se requiere para que nosotros seamos exitosos. 

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Y es aquí, que nuevamente interviene la inteligencia del corazón que está conectada al universo. Detengámonos a pensar en el milagro de la vida que sucede en el vientre materno a lo largo de la gestación. Ahí, en cámara rápida tú y yo recorremos 3,800 millones de años de evolución en nueve meses. Y durante ese periodo toda la sabiduría de miles de millones de años se cristaliza en nosotros. Por lo tanto, si aprendemos a callar la mente racional, que percibe y actúa dentro del sentido racional de la separación y nos permitimos acallarla y conectar con la inteligencia emocional del corazón, que es holísitico; tenemos acceso a una sabiduría profunda que posee la formula del éxito de la evolución. 

Finalmente está la gratitud. La bendita gratitud. La que nos coloca en el aquí y el ahora. Mientras estamos en actitud de gratitud no estamos reclamándonos el pasado o preocupados por el futuro. Estamos aquí con los cinco, seis o siete sentidos, viviendo el momento presente, cargándonos de energía, alegría y bienestar.

Entonces hoy, abraza el sentido profundo del trabajo. Dale duro. Sé [email protected] Sé resiliente. Y sé profundamente [email protected] por el regalo de vivir. Ten un gran día. 

Suscríbete a Forbes México 

Contacto:

Mac es un visionario emprendedor y líder de opinión en cómo construir el futuro en el cual nos dará gusto vivir. Enseña a empresas, asociaciones y gobiernos a enfrentar mejor el futuro, asumir su grandeza, y hacer una diferencia en el mundo.*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Biden despide a 40 expertos contratados por Trump para medioambiente
¿Cuál es la importancia del financiamiento climático en México?
Por

El cambio climático se atribuye a la actividad humana que afecta la composición de la atmósfera mundial y contribuye a l...