Más inflación, menos competitividad, fuga de consumidores, menor poder adquisitivo y caída en la economía regional son los principales efectos de la homologación del IVA fronterizo.

 

Desde finales de 2012, empresarios y habitantes de las ciudades de la frontera norte del país temían que se homologara el Impuesto del Valor Agregado (IVA) del 11 al 16% en dicha región. El entonces presidente Felipe Calderón dijo en una visita a Baja California que su gobierno no tenía planeada dicha acción.

Pero un año después, esos temores se materializaron cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto propuso en la reforma hacendaria subir el impuesto para igualarlo con el resto del país, lo que provocó una serie de acciones promovidas por ciudadanía, iniciativa privada y partidos políticos, como la presentación de amparos y acciones de inconstitucionalidad ante el Poder Judicial de la Federación.

PUBLICIDAD

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda dijo que consideraba “previsible” que se presenten estos amparos y aseguró que los cambios en el marco tributario son “sólidos” contra estos. Pero legisladores, como el senador panista Ernesto Ruffo, aseguran que hay jurisprudencia que justifica una tasa de IVA diferenciada en la frontera norte.

Mientras, los cinco principales golpes que causa el incremento al gravamen son:

  1. Incremento de la inflación general
  2. Disminución de la competitividad de empresas
  3. Fuga de consumidores hacia EU
  4. Menor poder adquisitivo en los más pobres
  5. Caída en la economía regional                                                           

 

 

Trato inequitativo

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray dijo en una comparecencia en septiembre pasado ante la Cámara de Diputados que el IVA de 11% en la frontera era “injusto” y no mostraba un beneficio real en la recaudación.

Pero en la acción de inconstitucionalidad presentada en diciembre contra la homologación del IVA, señala que subir el gravamen va contra los criterios expresados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de que “como las zonas fronterizas compiten con los países vecinos, su población tiene la posibilidad real de cruzar la frontera para consumir los bienes y servicios que necesitan en el extranjero, modificando los patrones de consumo. Por lo tanto, la situación de los contribuyentes de frontera y del interior del país no son iguales”.

Ernesto Ruffo, senador del PAN, quien presentó la acción de inconstitucionalidad con la firma de 62 legisladores de diversas fuerzas políticas, afirma en entrevista que “se formó jurisprudencia de que hay una justificación de una tarifa diferenciada del IVA por razones de competitividad. El argumento presidencial de que es injusto para los mexicanos es falso”.

La SCJN podría dar a finales de febrero una resolución sobre la acción de inconstitucionalidad presentada. Por otra parte, iniciativa privada y habitantes de las ciudades fronterizas recolectaron firmas para presentar amparos contra la medida. En Tijuana, se juntaron más de 45,000 firmas, según Ernesto Ruffo.

 

 

Los 5 golpes del IVA en la frontera


El Colegio de la Frontera Norte (Colef) detectó en un estudio diversos impactos de la homologación del IVA en la frontera, de los cuales estos cinco son los más importantes:

 

1. Incremento de la inflación. Este efecto es el que se presentó más rápido. En la primera quincena de enero, la inflación a tasa anual a 4.63%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Un análisis de Bank of America Merrill Lynch señala que la homologación del IVA fronterizo fue uno de los principales factores que impulsaron la inflación, pues esto contribuirá en 20 puntos base del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

 

2. Menos competitividad en las empresas.  En Baja California, por ejemplo, los bienes y servicios en la franja fronteriza de la entidad se encarecerán un 25 % relativamente por la diferencia de impuestos, según el Colegio de la Frontera Norte.

“En Estados Unidos tienen un impuesto de 8% a las ventas. Y si bien la naturaleza de ese impuesto es distinta a la del valor agregado, a final de cuentas, la gente acá viene desembolsando 8% más porque ya funciona en 16%. Tiene que ver en el aspecto comercial”, indica Ernesto Ruffo, quien fue también gobernador de Baja California.

 

3. Fuga de consumidores.  Mientras los bienes y servicios pagan un impuesto que varía de entre 6.75 a 8.25 % en el sur de California, los mismos con la subida del IVA van a pagar un 16 % en Baja California, según el Colef. Esto provocaría una “fuga” de consumidores hacia Estados Unidos.

La Confederación patronal de la República Mexicana (COPARMEX),  estima que las pérdidas anuales por concepto de homologaciòn de IVA fronterizo, serán alrededor de 1,200 millones de dólares (mdd), solo en Baja California por concepto de comercio.

 

4. Menos poder adquisitivo para los más pobres. El efecto de la homologación del IVA lo resentirá la población con menos capacidad de ingreso. “Los más pobres no tienen visa para pasar a EU, entonces a ellos se les viene recargando el efecto del incremento, y a los que tienen visa de alguna manera algo evaden al irse a comprar a EU”, considera Ruffo.

 

5. Caída en la economía regional. Los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Baja California, Chihuahua, Coahuila y Sonora aportan el 25% del PIB nacional en las actividades secundarias, es decir, en sector industrial, según datos del Inegi.

“La tendencia hacia las compras externas provocadas por el IVA podrá destruir sistemáticamente los efectos multiplicadores de la actividad económica, en particular en el estado de Baja California”, de acuerdo con el estudio del Colef.

“Lo único que va a dar al final es un poco de gasto agregado y provocará un deterioro económico general en la franja fronteriza”, considera el senador Ernesto Ruffo.

 

 

Siguientes artículos

El impacto real de los nuevos impuestos en las empresas
Por

El año nuevo abre para los grandes corporativos una etapa en la que deberán sacar lo mejor de sus abogados, estrategas y...