La información de tarjetas de crédito robadas se vende entre 0.50 y 20 dólares. Descubre los cinco pasos de un delincuente informático para acercarse a la información de tus servicios bancarios.

 

Lo primero es hacerte dudar. El ciberdelicuente utiliza ganchos como la verificación de datos para que des clic en un link malicioso.

PUBLICIDAD

“Te crean la duda y te ‘invitan’ a que por medio de una liga te dirijas al sitio de la institución para ‘validar tus datos'”, dijo La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en un artículo.

La información de tarjetas de crédito robadas se vende entre 0.50 y 20 dólares. Esto se subordina a la marca de la tarjeta, país de origen, cantidad de metadatos proporcionados, descuentos por volumen y cómo fueron robados los datos de la tarjeta.

Si usas tu smartphone también corres un alto riesgo: 7 de cada 10 mexicanos fueron víctimas de delitos informáticos a través de sus móviles en algún momento de su vida, según datos del reporte “Norton 2013”, elaborado por la firma tecnológica Symantec.

 

¿Cómo lo hacen?

Te presentamos los cinco pasos que da un hacker a la hora de buscar tu información bancaria online, según Condusef:

 

Paso 1

Robarte el código de cliente. Para ello, el ciberdelincuente envía un correo falso de forma masiva con la finalidad de pescar a una persona que tenga una cuenta en ese banco (el correo puede estar a nombre de cualquier banco que ofrezca banca por internet).

El correo te invita a verificar tus datos porque el banco supuestamente tiene la duda que no seas tú, al finalizar el mensaje, hay un link que debes visitar para comenzar a verificar tu identidad. Si ingresas, notarás que la página es igual a la de tu banco (incluso los banners se mueven y si ingresas a ver productos los puedes consultar).

Como vas a verificar tu identidad, ingresas tu código de cliente. Allí el ciberdelincuente ya te robó el primer dato para ingresar a tu banca por internet.

Paso 2

En este paso te piden el NIP (Número de Identificación Personal) de acceso, los delincuentes se esfuerzan en generar confianza y para que les sigas entregando información te dejan prácticamente igual la página web.

Paso 3

Otro dato que solicitan los delincuentes informáticos es el NIP dinámico, que genera tu token o dispositivo de seguridad. Sin sospechar, les estás proporcionando una clave para realizar operaciones bancarias.

Paso 4

Con el pretexto de actualización de datos, los hackers también piden tu nombre completo y teléfonos para localizarte. ¡Ten cuidado!, también con eso pueden llamarte derivando en una extorsión.

Paso 5

Los delincuentes cuidan los momentos: te afirman que es un proceso seguro, que no debes dudar de darles tu correo electrónico y la contraseña del mismo. Simplemente no lo hagas, porque también podrán entrar a tu correo personal y obtener más información sobre ti, que pueden utilizar de manera inadecuada y afectarte.

Para darte confianza te “generan” un número de folio con el que podrás hacer referencia cuando por fin contactes a la institución.  Cuando lo hagas será demasiado tarde. Habrán consumado el robo, y comenzarán a saquear tu cuenta de banco, o usarán tus datos telefónicos o de correo de manera inapropiada.

 

Nunca proporciones tus datos

Especialmente si tienes duda. Sólo accede a tu institución por medio de la liga oficial, que muchas veces viene acompañada de un ícono de candado de seguridad.

Además, comunícate con tu institución financiera. “Es mejor preguntar directamente que ser víctima de la delincuencia”.

 

Siguientes artículos

TPP limitaría acceso a medicamentos de bajo costo: OMS
Por

La titular del organismo de salud dijo que existen preocupaciones muy serias sobre el acuerdo en materia de acceso a med...