Conoce cuáles equipos serían los que más avanzarían durante la competencia si los resultados de los encuentros estuvieran en función del Producto Interno Bruto per cápita en términos constantes.

 

 

Por Marco Martínez Huerta

 

Desde 1930, fecha en que se celebró la primera Copa del Mundo, solamente ocho países se han coronado campeones, con Brasil a la delantera con cinco títulos, Italia apretando el paso con cuatro, Alemania con tres, Argentina y Uruguay con dos, mientras que Inglaterra, Francia y España han ganado la competencia sólo una vez.

Ya que hacemos periodismo de negocios y economía, también se le puede dar un enfoque distinto a las naciones que han ganado el Mundial, y dividirlas en dos grupos: desarrollados y en vías de desarrollo. En el primero se encuentran Italia, Alemania, Inglaterra, Francia y España; en el segundo están Brasil, Argentina y Uruguay.

Sin embargo, la historia sería otra si el desempeño económico de cada país fuera la única variable que tuviera influencia en los resultados del Mundial de Brasil. Así, un nuevo país se sumaría a la lista de los ganadores, y no sería precisamente Estados Unidos.

Para contrastar lo anterior, con datos del Banco Mundial a 2012, se considera para cada país participante en el Mundial el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita a precios de 2005, que es el valor de la producción de todos los bienes finales de un país en un año, dividido entre el número de habitantes. Los datos son convertidos a dólares para una mejor comparación entre países, y los precios tienen base de 2005 para quitar el efecto inflacionario. Este indicador es lo mismo que el producto de un país repartido entre todos sus habitantes, e incluso algunos economistas lo consideran, en términos generales, como una medición de la calidad de vida de los habitantes.

Se elabora una lista de los equipos participantes en la competencia y se jerarquizan de mayor a menor, según su PIB per cápita, no considerando el orden de los grupos.

Te presentamos los ocho mejores equipos del Mundial y la posición en que quedaría México si el rendimiento futbolístico se midiera en términos económicos.

 

1. Suiza. El PIB per cápita de Suiza es el más alto entre todos los equipos del certamen, llegando a 54,996 dólares, por lo que se coronaría campeón en el Mundial. El país liderado por Didier Burkhalter presenta uno de los niveles de desarrollo más altos a nivel mundial. El sector servicios es el motor de su economía, especialmente el sector financiero, y su industria manufacturera con una producción de alto conocimiento y tecnología. Además de estos factores, el país es uno de los más competitivos debido a su estabilidad política, una buena infraestructura y mercados eficientes, lo que le permite a Suiza explotar su potencial en el ámbito económico.

 

2. Estados Unidos. Finalizaría la competencia en segundo lugar, dado que su PIB per cápita alcanza los 45,336 dólares. Su nivel de desarrollo se debe a una mano de obra especializada, enfocada en el sector tecnológico, particularmente en la industria aeroespacial, de computadoras, militar y de medicamentos. No obstante, el país vive una difícil situación coyuntural que sus capitanes, Barack Obama y Janet Yellen –presidenta de la Fed–, intentan revertir por medio de estímulos en el gasto público y una inyección de mayor liquidez en los mercados.

 

3. Países Bajos (Holanda). En el puesto por el tercer lugar, los Países Bajos serían los vencedores, con un PIB per cápita que asciende a 40,640 dólares. Su lugar en la competencia se debe a que su actividad económica está focalizada en una industria basada en comida procesada, refinación de petróleo y maquinaria eléctrica. A pesar de su tendencia de crecimiento continuo desde la década de los ochenta, el país resintió los efectos de la crisis económica mundial debido a que su esfera financiera y comercial está estrechamente ligada al resto del mundo. Como resultado, en 2009, 2012 y 2013 su PIB se contrajo, mientras que en 2010 y 2011 presentó crecimiento sumamente bajos, de 1.58% y 0.94%, respectivamente.

 

4. Alemania. La selección alemana obtendría el cuarto lugar, con un PIB per cápita que llega a 38,220 dólares, a pesar de haber levantado el trofeo tres veces en su historia. No obstante que es considerado como el país líder en Europa, con su capitana Angela Merkel al frente, Alemania sería superada por dos naciones europeas en este Mundial.

Lo que la hace merecedora de esta posición en el Mundial es su alto capital humano, que se emplea en las industrias de producción y exportación de maquinaria, vehículos, químicos y equipo para los hogares.

Además, según una encuesta realizada por E&Y, el país actualmente es el favorito dentro de Europa para poder invertir, ya que tiene un mercado interno que llama la atención a los empresarios para poder expandir sus operaciones en ese lugar.

 

5. Inglaterra. Inglaterra se quedaría en la ronda de cuartos de final debido a que su PIB per cápita es de 37,609 dólares, cifra inferior respecto a la de los cuatro grandes. Sin embargo, para llegar a esa altura el país ha desarrollado un gran sector servicios, principalmente los bancarios, de seguros y servicios para negocios. Asimismo cuenta con una gran cantidad de carbón, gas natural y recursos petroleros.

 

6. Australia. Quedaría también en la etapa de cuartos de final, siendo la primera vez que llega tan lejos en un Mundial. Este suceso tiene respaldo en que su producto dividido entre su población en términos reales sumaría 37,242 dólares.

Su alto nivel de vida se debe a su ventaja como exportadora de recursos naturales, energía y comida. Asimismo, su riqueza en su tierra ha hecho atractiva la entrada de inversión extranjera, lo que ha llevado a impulsar su economía.

 

7. Japón. La nación nipona se sitúa en el séptimo lugar del listado, con un PIB per cápita que asciende a 36,942 dólares. Su crecimiento a largo plazo comenzó a gestarse a partir de la Segunda Guerra Mundial. La cultura de su gente, un eficiente modelo de administración de recursos y la especialización en el desarrollo de productos con un alto coeficiente tecnológico llevaron a Japón a una tendencia de crecimiento constante a lo largo de los años.

Sin embargo, su situación económica desde la década de los noventa ha sido de preocupación, debido a un crecimiento magro de su PIB y una deflación que amenaza su economía. El gobierno ha empleado sus instrumentos de política monetaria expansiva por 18.6 billones de yenes, o 182,000 millones de dólares, con el objetivo de combatir dichos males y retornar a la senda de crecimiento.

 

8. Bélgica. En el último lugar de la lista figura Bélgica, con un PIB per cápita real que toca los 36,560 dólares. Su economía se basa en una amplia gama de recursos naturales que usa para su exportación, principalmente hacia Alemania, así como una eficiente red de infraestructura que permite la entrada de inversiones al país.

 

¿Y México?

México alcanzaría a llegar a los octavos de final, con un PIB per cápita que asciende a 8,545 dólares. Estaría en el lugar número 16. Y a pesar de apenas alcanzar calificar y no quedarse en la primera fase, el país actualmente tiene retos que superar. En el primer trimestre de 2014 presentó un crecimiento moderado impulsado por las manufacturas y la recuperación de la actividad de Estados Unidos. No obstante, la recuperación del país en el corto plazo, dependerá de las expectativas de las reformas estructurales y del desenvolvimiento de su vecino del norte.

El crecimiento de la nación aún se encuentra por debajo de su potencial, por lo que la puesta en marcha de las reformas urge para cambiar la estructura económica de la nación en el mediano plazo y revertir el pobre desempeño de la economía que ha venido presentando en las últimas décadas.

 

Siguientes artículos

¿Qué tiene que ver la pimienta con las transacciones financieras?
Por

La imperiosa necesidad de los romanos de obtener especias como la pimienta los llevó a una búsqueda incansable por encon...