El fondo de la controversia en México es si podemos seguir avanzando hacia la descentralización del sistema político-económico o si nos regresamos al presidencialismo de antaño.

¿Por qué es importante la descentralización del sistema?

El poder político no debe estar centralizado. Todos los sistemas democráticos se basan en limitar la concentración del poder para evitar la tiranía. Los destinos de un país no pueden estar en manos del capricho de unos cuantos. No importa si las intenciones del tirano y su grupo son buenas o, incluso, genuinamente benéficas para todos. Ninguna democracia debe correr ese riesgo.

Los fundamentos de la democracia tienen una intención descentralizadora y de respeto hacia el individuo:

  • El individuo tiene el derecho natural a la libertad de asociación, de expresión y de actuación, y su único límite es el derecho de los demás. No es una prerrogativa, es un derecho inherente y natural del individuo que el Estado debe respetar.
  • La ley es la reina. Las reglas son claras y aplican por igual a todos y, con mucho énfasis, a los que ostentan poder.
  • Todo lo que no está prohibido le está permitido al individuo, por el contrario, todo lo que no le está permitido a la autoridad, le está prohibido.
  • Ante cualquier controversia hay tribunales y procedimientos para dirimirlas.
  • El poder se divide en tres: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.
  • El poder más importante es el de la autoridad local: las comunidades saben mejor cómo resolver sus problemas que la autoridad federal o estatal.

En lo económico, está demostrado que los países con mayores libertades económicas son los que logran mayor grado de desarrollo y riqueza. También son los que logran crear una gran clase media que protege la descentralización del poder. En cambio, los países que restringen libertades económicas generan monopolios, desigualdad extrema, concentración de poder político y pobreza.

En 200 años, en que el mundo ha experimentado diferentes sistemas políticos y económicos, las conclusiones son muy evidentes: los países descentralizados son mucho más efectivos.

¿Por qué? Porque los sistemas complejos funcionan mejor con descentralización que con centralización. De hecho, nada en el Universo es centralizado, todo es descentralizado. Lo físico, químico, biológico, humano y social funciona con información descentralizada y libertad de actuación; y las leyes son universales, aplican para todos por igual, sin excepción. El Universo es entonces, democrático y descentralizado.

La centralización es un concepto artificial, humano, de reciente creación, que surge con las sociedades agrícolas.  Unos cuantos se adueñan del poder político, monopolizan el uso de la fuerza y de la tierra como fuente de riqueza.

La industrialización vino a romper eso. Cambió la fuente de riqueza, descentralizó el poder económico y favoreció el desarrollo de la democracia. La industrialización no vino sola, la precedieron el Renacimiento y la Ilustración: el concepto del progreso y el uso de la inteligencia para beneficio del ser humano. La era de la información y del conocimiento vienen a descentralizar aún más el poder económico y político.

México es una potencia media, con grado de libertad económica moderada, con un gobierno que pesa demasiado con relación a su sociedad. Ha logrado avanzar en los últimos 30 años, pero su mayor atraso sigue siendo el mal gobierno –ineficacia y corrupción-, y la falta de un poder judicial independiente y efectivo. También le pesan su falta de respeto a la propiedad privada y la inseguridad.

El populismo es una manera de recentralizar el poder en la figura de un líder carismático que dice interpretar la voluntad popular, así como antiguamente los sacerdotes y autócratas interpretaban la voluntad divina para sujetar a otros. Los populismos se visten de izquierda o de derecha, pero todos operan con los mismos principios e intenciones: la centralización del poder y el abuso de unos cuantos en perjuicio de los demás.

 

Contacto:

Twitter: @semaforodelito

Facebook: Semáforo Delictivo

Páginas web: Semáforo Delictivo / Semáforo Delictivo en México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La comunicación frente a la legalidad en México
Por

Un memorándum de la Presidencia puso en tela de juicio la observancia de la Constitución y creó un escándalo social. ¿Es...