Levantar una compañía y luego ser marginado de ella debe ser una experiencia surreal. Aquí les presentamos seis historias, algunas son historias de traición, otras de fracaso y otras más de redención.

 

Por Karsten Strauss

 

PUBLICIDAD

Con el reciente lanzamiento del Blackberry 10 de RIM, el fundador y miembro del consejo Mike Lazaridis quizá sintió que había, de alguna manera, visto a su empresa llegar segura a buen puerto. “Segura” puede ser una exageración, dada la competencia en el mercado de teléfonos inteligentes en estos días y el sitio de RIM en ella, pero digamos que le daba una pauta positiva para salir de escena. Lazardis se retirará en mayo.

Sin embargo, Lazaridis dejó el liderazgo como CEO de RIM hace un año, algunos dicen que debido a la presión de los accionistas. Ser marginado de la compañía que has fundado debe ser un momento surreal. En el mejor de los casos, como ser desplazado por tu propio hijo, en el peor, como si él mismo te disparara en la rodilla. No es de extrañar que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, tomara una postura de propiedad tan fuerte en su empresa.

Varios líderes fundadores de compañías han sido degradados por sus propias empresas, algunas son historias de traición, otras de fracaso y otras más de redención.

En 2007, David Neeleman, de Jet Blue, fue expulsado del puesto más alto en la compañía que él mismo había fundado ocho años atrás. ¿La razón? Dificultades en el servicio y la idea de que JetBlue podría haber sido más rentable con un liderazgo diferente. Sin embargo, su salida no ayudó a los precios de las acciones de la compañía, que terminaron 2007 en casi 5 dólares, muy por debajo de los más de 16 dólares del previo. Sin perder el ritmo, Neeleman se quedó con la empresa y fundó otra compañía aérea, Azul, en 2008.

Aubrey McClendon fundó Chesapeake Energy en 1982, a la edad de 23 años. Él anunció en enero pasado que se retirará como CEO en medio de acusaciones de autocontratación, cuestionables prácticas de negocios y un carácter derrochador. FORBES hizo un perfil de McClendon en 2011, llamándolo el multimillonario más imprudente de Estados Unidos. Un posible responsable de la expulsión de McClendon es el multimillonario Carl Icahn, un inversionista miembro del consejo en Chesapeake, que considera que no estaba suficientemente comprometido con la reducción de costos.

A raíz del anuncio de su salida, los precios de las acciones han subido desde los 17 dólares a más de 21. Sin la responsabilidad de dirigir la empresa, McClendon tendrá tiempo para completar la gigantesca bodega de vino aún sin terminar que comenzó a construir en Oklahoma City, en 2008. ¿Ganar-ganar?

Quizá la más famosa historia del derrocamiento de un fundador es la de Steve Jobs. Tras contratar a John Sculley como CEO en 1983, Jobs cambió de opinión sobre el ex presidente de Pepsi y conspiró para removerlo del puesto. En un sorprendente giro, la junta directiva de Apple se puso del lado de Sculley y Jobs fue destituido de su cargo directivo en Macintosh y renunció unos meses después.

Después de NeXT Computer, un emprendimiento fallido pero inspirador, y la adquisición de lo que sería Pixar, la compra de NeXT  por parte de Apple trajo de vuelta a Jobs a la compañía, y el resto, como dicen, es historia. Jobs confesó que su salida de Apple fue fundamental para su educación y le permitió desarrollar su creatividad y liderazgo.

 

CEOs fundadores despedidos por sus propias empresas

 

1. Steve Jobs

El cofundador de Apple, Steve Jobs, fue expulsado de la compañía que fundó tras su intento fallido de sacar de la dirección al CEO John Sculley. Volvió a Apple cuando la compañía adquirió su startup NeXT. La de Jobs es una de las historias de redención más inspiradoras en la tradición empresarial.

2. David Neeleman

En 2007, David Neeleman fue empujado fuera de los primeros puestos de Jet Blue por la empresa que fundó ocho años atrás. ¿Las razones? Dificultades en el servicio y la idea de que JetBlue podría haber sido más rentable bajo un liderazgo diferente. Neeleman, que se quedó con JetBlue, fundó Azul, otra compañía aérea, al año siguiente.

3. Jerry Yang

Jerry Yang, co-fundador y ex CEO de Yahoo! Inc., fue director general por poco más de un año. En ese momento se le criticó por haber rechazado una oferta de adquisición de Microsoft y no poder aumentar los ingresos. Dejó el cargo de CEO en 2008 y la compañía en 2012.

Con una fortuna valuada en 1,500 millones, según la lista de multimillonarios Forbes, Yang se ha salido  completamente de los negocios de Silicon Valley, tras su renuncia a la junta directiva de Cisco, en noviembre de 2012.

4. Rob Kalin

El cofundador de Etsy bajó de la posición de CEO en 2008 y nuevamente en 2011. La tienda en línea nació en el departamento de Kalin, en Brooklyn, Nueva York, en 2005. Aún en la empresa, ha visto las ventas de la Etsy alcanzar la cifra de 895.1 millones de dólares en 2012, frente a los 525.6 millones del año anterior.

5. Aubrey McClendon

Aubrey McClendon fundó Chesapeake Energy en 1982, a la edad de 23 años. Anunció en enero pasado que este año se retirará como CEO, en medio de acusaciones de autocontratación, cuestionables  prácticas de negocios y un carácter derrochador.

6. Mike Lazaridis

Lazaridis dejó la dirección de RIM a principios de 2012, algunos dicen que debido a la presión de los accionistas. Se alejó del directorio de la compañía un año después, tras el lanzamiento de Blackberry 10, un producto pensado para devolver a la compañía al mercado de la telefonía móvil, el que alguna vez dominó. Lazaridis fundó la compañía en 1984.

 

Siguientes artículos

Cepal reduce previsiones para América Latina
Por

La región podría crecer entre 3.6 y 3.7% en 2013, por debajo del estimado de 3.8% previsto en diciembre. Las malas notic...