Los CEOs sólo quieren que los capaciten

kaiseki comida japonesa

Los directores generales piden que no sólo los asesoren, sino que los entrenen para aprovechar mejor sus habilidades de liderazgo y toma de decisiones.

 

Por Susan Adams

 

Buenas noticias para los coaches ejecutivos: Un nuevo estudio de la Universidad de Stanford y la empresa de coaching ejecutivo The Miles Group muestra que mientras que dos de cada tres directores ejecutivos no reciben ningún entrenamiento o asesoramiento de liderazgo fuera de sus empresas, casi el 100% de los jefes dicen que les gustaría recibirlo.

“Incluso los mejores de la mejores CEOs tienen sus puntos débiles y puede mejorar dramáticamente su rendimiento con un poco de retroalimentación de alguien que tenga una perspectiva desde el exterior “, afirma Stephen Miles, CEO de The Miles Group, a través de un comunicado. “Nos estamos alejando de la percepción de que la capacitación es un ‘remedio’ a la de que es una herramienta para mejorar el rendimiento, algo parecido a cómo los atletas de elite utilizan un entrenador.”

El estudio encuestó a más de 200 directores generales, directores de consejos y directivos de alto nivel de empresas públicas y privadas en América del Norte. Algunos de los hallazgos son:

• Casi el 66% de los CEOs no recibe coaching o asesoramiento sobre liderazgo de consultores externos.

• El 100% de los jefes dice que sería receptivo a los comentarios y que haría cambios si fuera necesario.

• Casi el 80% de los directores dice que su CEO agradecería el coaching.

• Los CEOs quieren ser capacitados, independientemente de los deseos de sus juntas directivas. La encuesta preguntó a los directores ejecutivos que actualmente están siendo capacitados de dónde sacaron la idea de conseguir ayuda. Alrededor del 78% dijo que fue su propia idea, 21% dijo que la idea provino del presidente del consejo.

• Los CEOs prefieren mantener su entrenamiento en privado. Más del 60% dijo que mantienen en secreto los detalles sobre el avance que tienen con sus coaches. Sólo una tercera parte dijo que comparte la información con la junta. El profesor de Stanford David Larcker, quien también trabajó en el estudio, dice que compartir el progreso con las juntas directivas puede mejorar las relaciones entre la junta y los directores generales.

• La principal área de interés de los CEOs: conseguir ayuda para el manejo de los conflictos. Casi el 43% de los CEOs dijo que “las habilidades para el manejo de conflictos” son su máxima prioridad. Los mejores jefes a menudo sufren para tomar decisiones difíciles sobre todos los demás problemas.

• El área principal de preocupación de las juntas directivas: la necesidad de los CEOs para impulsar el desarrollo del talento. Mientras que los CEOs quieren ayuda para resolver los conflictos, las juntas esperan que los CEOs exploten sus capacidades de liderazgo, orientación y motivación, y que mejoren sus habilidades relacionadas con la compasión y empatía. Las juntas también quieren que los CEOs perfeccionen sus habilidades de persuasión. Éstas son, obviamente, habilidades menos tangibles y posiblemente más difícil de entrenar, “sin embargo, cuando se combinan con las capacidades más cuantitativas”, la mejora en la capacidad de un CEO para motivar e inspirar fácilmente puede hacer una gran diferencia en su eficacia general”, dice Miles.