Este año, tocarán tierras mexicanas los dos barcos más grandes del mundo: el Symphony of the Seas, de la compañía Royal Caribbean y el Horizon, de Carnival Corporation, ambos a ser inaugurados en el mes de abril.

Ya no pueden ser considerados simples barcos: se han convertido en hoteles flotantes y, además, consagrados al entretenimiento, señala José Arturo Musi Ganem, presidente de la Asociación Mexicana de Cruceros (AMC).

No es precisamente una metáfora. El largo del Symphony of the Seas supera con 145 metros la altura del Riu Plaza Guadalajara, el hotel más alto del país; en tanto que el Horizon, de Carnival Corporation, es únicamente 35 metros más corto que el Symphony.

El desembarco en México no es una casualidad. El año pasado, puertos mexicanos recibieron 2,545 cruceros, 276 más que el año previo. A bordo de estos navíos, llegaron al país 7.2 millones de paseantes, 13.3% más que en 2016, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo (Sectur), y la derrama recibida fue de 475.8 millones de dólares (mdd).

PUBLICIDAD

Al igual que sus colosales barcos, Carnival Corporation y Royal Caribbean son las compañías de cruceros más grandes del mundo: la primera, con 44.3% del mercado global, según Statista; y Royal Caribbean, con 24.5%.

Symphony y Horizon llegarán a Cozumel, por mucho, el puerto que más cruceros hospeda en el país: tres de cada cuatro atracan en esta isla del Caribe mexicano. Cozumel es la joya para los cruceros, dice Musi Ganem.

La isla de Cozumel, consagrada a la diosa maya del amor, la gestación y el agua, Ixchel, fue la que impulsó que el Caribe nacional recibiera al 75.7% del total de los cruceristas.

Te puede interesar: 5 mitos sobre la experiencia de viajar en crucero

Foto: Symphony of the Seas.

Entretenimiento

Láser Tag: Juego de conjunto de batalla, estilo gotcha, pero con pistolas láser.

Teatro Royal: Se presentan obras como Hairspray o Flight.

Escape Room: Habitación con temática submarina, donde las personas deben descifrar acertijos para encontrar la salida.

Experiencia Dreamworks: Los niños pueden conocer, en botarga, personajes de las películas de esta cadena y ver sus películas.

Toboganes: Hay tres de éstos, incluido uno que se eleva a 33 metros de altura.

Splashaway Bay: Alberca para niños, con resbaladillas y fuentes.

Pista de hielo: Además de patinar mientras se surca el mar, se ven obras de teatro.

Rockwall: Pared de 12 metros de altura para escalar.

Flowrider: Simulador de surf tipo estadio, de 12 metros de largo.

Teatro Acuático: Se hacen presentaciones enfocadas en acrobacias y deportes extremos.

Te puede interesar: Panamá construirá su primer puerto de cruceros en el Pacífico

Foto: Symphony of the Seas.

Un viaje en crucero, según royal caribbean

El objetivo a bordo de los grandes cruceros, según la compañía, debe ser generar experiencias que los pasajeros jamás pensaron que llegarían a vivir en el mar, como caminar por un parque natural, patinar en una pista de hielo o asistir a obras de teatro tipo Broadway, comenta Manlio Carpizo, director comercial de Royal Caribbean.

Infografía

 

Siguientes artículos

El mundo de las descargas de iOS y Google Play
Por

Aunque en ciertos círculos de desarrollo muchos están cansados de apps y móvil, este sigue siendo un gran motor de creci...