Por Mike Ozanian

Hoy hay más programación deportiva en la televisión que nunca. Mientras tanto, los ratings de los eventos deportivos en vivo siguen cayendo. ¿Coincidencia?

No, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por Jim Pagels, Asistente de Investigación Económica en la Universidad Johns Hopkins, el que analiza el impacto que la superposición de programación deportiva ha tenido en el público.

Pagel calcula que la NHL pierde un promedio de (38.9%) 284,800 espectadores por partido debido a la competencia por parte de otros programas de deportes en vivo. La otra cara, la NFL, sólo pierde un promedio de 6.3% (1.2 millones de espectadores) debido a la programación deportiva rival.

Pagel escribe: “Un hallazgo interesante de estos datos es que, aunque pueda parecer que la llegada de la NFL aplasta a la MLB (y sin duda atrae a un mayor número de televidentes), el modelo no muestra ningún impacto en los partidos de la MLB, durante temporada regular o playoffs, debido a la presencia de partidos de la NFL. (Algo de esto probablemente se debe al hecho de que muchos juegos de postemporada de la MLB en domingo se benefician del final del juego del domingo por la noche.)”

 

Siguientes artículos

Congreso de Guatemala modifica ley para compras del gobierno
Por

El pleno aprobó que el Ministerio de Gobernación, por única vez, por cualquier modalidad pueda comprar 500,000 libretas...