Por Rachel Sandler

La actriz y cantante Doris Day, que murió esta semana a los 97 años, fue una estrella rutilante en las décadas de los 50 y 60, décadas en las que ganó una fortuna. Pero Day pasó por una severa crisis financiera, provocada por su esposo (y agente), así como por un abogado de Beverly Hills, quienes dilapidaron su fortuna de 20 millones de dólares y la dejaron endeudada, como lo documentó Forbes en 1974. (Lee el artículo original abajo.)

Martin Melcher, esposo y agente de Doris Day, encargó a a Jerome Rosenthal, un abogado de Beverly Hills el manejo del dinero de la actriz, de acuerdo con Forbes. Rosenthal metió el dinero en inversiones de baja calidad, se llevó unas buenas tajadas y le cobró a sus clientes cuotas exorbitantes para tratar de dar la cara.

Las inversiones de Rosenthal incluían transacciones falsas de bonos bancarios en inmuebles, proyectos de capital de riesgo fracasados, hoteles en bancarrota, y negocios turbios en gas y petróleo.

“Mi esposo pensaba que Rosenthal era un genio”, dijo en su momento Day. “Yo trabajaba lejos, sin saber nada y dando mi confianza”.

Luego de que el marido de Day murió de pronto en 1968, Rosenthal intentó reclamar la mitad de la fortuna que le quedaba a la actriz. Ella lo demandó. Durante el proceso, la policía tuvo que hacer uso de la fuerza para obtener los archivos de Rosenthal.

En 1974, un juez decidió que el abogado debía a Day 22.8 millones de dólares. Su hijo dijo en una entrevista de 1968 que ella eventualmente recuperó algo de dinero de una empresa de seguros, pero que era “algo muy lejano a ese monto”., según el New York Times.

Day en su tiempo era una de los más grandes atractivos en taquilla, con papeles muy aplaudidos como en Pillow Talk (Problemas de alcoba), por el cual se llevó una nominación para el Oscar, así como por su papel en The Man Who Knew Too Much (El hombre que sabía demasiado), de Alfred Hitchcock.

Al finalizar su carrera en el cine, Day se presentó en The Doris Day Show, luego de que su esposo (además de despilfarrar su dinero), firmó un contrato comprometiéndola al programa sin su conocimiento, según NPR. Ella aceptó figurar en el show a fin de poder pagar sus deudas.

Aquí el original de Forbes:

 

 

Siguientes artículos

medicamento-medicina
Cibercondría, la manera de ‘encontrar’ enfermedades en Internet
Por

Esta búsqueda sin control ocurre en personas que tienen ansiedad por alguna enfermedad, antes llamada hipocondría, la cu...