Un grupo de drones ha tomado posesión del cielo de la Ciudad de México. Los dispositivos no tripulados, que pertenecen a la empresa Uber, anuncian una estrategia de publicidad -poco convencional-, con la que pretende ampliar su mercado y negocio en la región.

La información que comparten medios como Bloomberg o Slate destaca que estos avistamientos han sido en carreteras y grandes avenidas de la ciudad, justo en horas en donde el tráfico se apodera de las urbes.

Lee también: Uber y los autos autónomos sacuden a la industria automotriz

Los drones más allá de volar, detalla Slate, trabajan en hacer publicidad con carteles en donde destacan frases que invitan a los conductores a leerlas.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, “¿Vas sólo? Por eso ya nunca se ven los volcanes”, “La ciudad sería para ti, y no para 5.5 millones de coches”, entre otras líneas, son las que se leen en los carteles que sobrevuelan.

Bloomberg lo da por hecho. Señala que Uber está utilizando aviones no tripulados para hacer publicidad en México como la puesta en marcha para duplicar su presencia en América Latina hacia 2018.

captura-de-pantalla-2016-10-26-a-las-11-17-12

Recientemente Forbes México platicó con Roberto Fernández del Castillo, director general de Uber en la Ciudad de México, quien dijo que la compañía se encuentra en un momento cumbre para su negocio, y más en nuestro país.

Lee también: CDMX, el segundo mercado más importante para Uber en el mundo

El directivo señaló que la capital del país es el segundo mercado más importante para Uber en el mundo, donde ya cuenta con 1.3 millones de usuarios y más de 45,000 choferes que prestan su servicio, cifras que han aumentado en los últimos meses.

“Vamos a crecer mucho el equipo de hecho estamos contratando mucha gente y lo que queremos es seguir creciendo y generar un impacto mayor en el país”.

 

Siguientes artículos

¿Qué es lo que realmente podría hacer Trump en la presidencia de EU?
Por

La campaña de Donald Trump rumbo a la presidencia de Estados Unidos se ha caracterizado por mantener un discurso controv...