La cambiante y dinámica industria de tecnología debe estar pendiente de los mitos en torno de las formas como las personas se vinculan al mundo de las TI.

 

La industria de tecnología es cambiante y dinámica; debe adaptarse a las necesidades de las personas y alcanzarles en la carrera del día a día. Debido a esta celeridad es normal que surjan mitos en torno de los dispositivos y la forma de vincularnos con el mundo de las TI.

Sabemos que las computadoras comenzaron siendo máquinas enormes que abarcaban una habitación entera, pero ¿cuánto ha cambiado esto en solamente 20 años? Cuando éramos niños, sólo imaginábamos posible en las caricaturas tener una “videollamada”, y hoy, para algunos de nosotros, es un ejercicio cotidiano.

PUBLICIDAD

Actualmente podemos utilizar dispositivos cómodos y pequeños para trabajar dentro y fuera de la oficina, podemos cargar 100 libros en un solo objeto… ¿Lo imaginábamos hace años? En su momento, esto también fue un mito. Hablemos de los mitos que actualmente circulan dentro de la industria:

1. La PC está muerta: ¡Falso! En los últimos 14 meses se han vendido 1 billón de computadoras personales a nivel global. Esto significa que sigue siendo un producto vigente. La explicación es sencilla: la PC es donde convergen todos los dispositivos de los usuarios. Más bien se puede decir que la PC ha vivido una transformación en la que se le ha dotado de mayor capacidad de procesamiento y almacenamiento, pues sigue siendo el dispositivo en donde se generan los contenidos y se manipulan los videos, imágenes y audios que se obtienen a través de los demás elementos del ecosistema de TI. La PC está más viva que nunca, pero, como todo en esta vida, evolucionando.

2. La virtualización y la nube lo son todo; los servidores están muriendo: ¡Falso! Se dice que ahora todo aquello que se almacena en los dispositivos se va al cloud, lo cual no es necesariamente cierto. La tecnología avanza a pasos agigantados; sin embargo, hay empresas que, por diferentes situaciones, requieren la utilización de servidores, antes de basarse en la nube. Incluso hay quienes prefieren el manejo de sistemas híbridos. Algunas personas afirman que utilizar la nube es “más barato”, lo que depende enteramente de si se cuenta con una plataforma adecuada que pueda irse ajustando a los niveles de procesamiento; además, permanecer en la nube requiere de pagar una renta, y los procesadores son un sistema diferente.

3. Al poner los datos en la nube, cualquiera puede verlos y acceder a ellos: ¡Falso! Recordemos que en la nube lo que se almacena se codifica en un sistema binario: ceros y unos; para leerlos se requiere de un sistema de decodificación, y cada uno tiene la llave que le corresponde. Sólo quien tiene acceso a decodificar esa información puede hacer uso de ella. Los centros de datos los almacenan, se procesan externamente y luego se interpretan en nuestros dispositivos, ya no en código binario, sino en videos, documentos o imágenes. Claro que siempre es necesario tener cuidado y contar con las medidas de seguridad pertinentes y suficientes. Por esto es que los servidores pueden ser siempre una opción viable; en caso de tener alguna información estrictamente confidencial, es posible almacenarla en dicho dispositivo.

4. La seguridad informática es sólo para grandes corporativos y dependencias de gobierno: ¡Falso! La seguridad de los datos va más allá del spam. Es uno de los grandes problemas de criminología de este milenio. A estas alturas todos debemos estar protegidos (los grandes corporativos debido a que manejamos una cantidad de información personal muy importante en nuestros dispositivos). Los delitos como la clonación de identidades, de tarjetas y otros del estilo son tan recientes como las nuevas formas de comunicación, redes sociales y la utilización de dispositivos, y es precisamente por lo mucho que ahora recurrimos a nuestros dispositivos que todos debemos tener precaución y contar con elementos de seguridad en nuestros dispositivos. La seguridad nunca está de más.

5. La labor principal del director del área de sistemas es mantener “las luces encendidas”: ¡Falso! Esta idea de que el director de informática sólo se dedica a dar mantenimiento y soporte a los equipos de las empresas debería estar totalmente superada porque ya no es suficiente. Las empresas más exitosas saben que los líderes de estas áreas son agentes de cambio, elementos estratégicos que buscan innovación tecnológica y ofrecer las mejores herramientas para los clientes internos y externos. La industria exige un cambio de roles, mayor participación de estos líderes en los temas de estrategia de las empresas; son ellos quienes deben buscar las mejores herramientas, diseñar los planes, las soluciones y las estrategias que beneficien los resultados, que empujen a los equipos a ser más rentables y productivos. Eso es lo que debe hacer la tecnología por nosotros: darnos el poder de hacer más.

La tecnología es una industria que siempre estará rodeada de mitos; no obstante, debemos ser cuidadosos antes de dar por hecho que las cosas son como alguien supone. Quienes formamos parte de la industria de TI debemos dar cauce a las necesidades y deseos de nuestros clientes, ayudarles a reconocer los mitos y las realidades que conviven con nosotros en el día a día. Mientras mayor claridad haya en la información que tengamos, mejores resultados obtendremos en la ejecución de nuestras estrategias.

 

Juan Francisco Aguilar es director de Dell México.

 

Contacto:

Twitter: @DellLatAm

Facebook: DellLatinoamerica

Blog: Dell

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Primera edición de Charlie Hebdo tras ataque se agota en minutos
Por

Los franceses hicieron fila al amanecer para comprar las copias en una muestra de apoyo al semanario satírico y pese a q...