Los insectos robotizados emprenden el vuelo

Foto: Harvard.

Investigadores de Harvard consiguieron que diminutos robots en forma de insectos vuelen, lo cual representa un hito tecnológico que abre la puerta a nuevas aplicaciones médicas y agrícolas, entre otras.

 

Por Alex Knapp

 

Les tomó más de una década de trabajo, pero los investigadores en robótica de Harvard lo han logrado: han creado insectos robóticos capaces de volar. Un artículo que describe la labor fue publicado la semana pasada en la revista Science.

El investigador Robert J. Wood ha estado trabajando en este proyecto durante 12 años. El robot en sí es más pequeño que un clip y tiene un peso de alrededor de un tercio de onza. Sus alas se baten 120 veces por segundo, lo que le permite volar dentro de una trayectoria de vuelo preestablecida.

Los robots por sí solos no son el único gran avance tecnológico. La sola construcción demandó que el equipo, el cual fue integrado por docenas de personas en los últimos años, desarrollara nuevas técnicas de fabricación para construir cada pieza del robot. El cuerpo principal es de fibra de carbono, con pequeñas piezas de plástico que sirven como “articulaciones” para unir el cuerpo al ala.

Esos cuerpos robóticos fueron desarrollados utilizando lo que Harvard denomina la técnica “fabricación pop-up”, llamada así porque fue inspirada en los libros pop-up que leíamos cuando éramos pequeños. Esta técnica va armando al robot una capa delgada de material a la vez, luego los corta con un láser. Harvard ha patentado la técnica y actualmente está trabajando en su comercialización para permitir la producción en masa de dispositivos médicos más pequeños y complejos.

En cuanto a los insectos robóticos, el siguiente paso para el equipo es desarrollar una manera de permitir a los robots que vuelen inalámbricamente, pues hasta el momento todavía están conectados a dispositivos de control a través de un pequeño cable. El objetivo final del proyecto es que los insectos robóticos funcionen de forma autónoma como un enjambre. Los enjambres podrían utilizarse para la polinización agrícola, operaciones de búsqueda y rescate y otros proyectos similares.

[youtube id=”cyjKOJhIiuU” width=”620″ height=”360″]