Las empresas están obligadas a incluir a los jóvenes en sus plantillas, si es que quieren tener un diálogo con las nuevas generaciones, aquellas que garantizarán su continuidad o las sentenciarán a muerte si no aceptan los cambios que la nueva sociedad exige.

 

No es ficción: bastan 300 puntos de data para conocer de pies a cabeza a una persona; en algún momento, 70% de las profesiones que hoy existen desaparecerán porque un robot las ejecutará; los hackers están abriendo paso a organizaciones criminales bien estructura­das; el e-commerce se multiplicará gracias a los millennials.

PUBLICIDAD

El futuro se manifiesta de muchas for­mas: a través de una mejor calidad de vida para las personas gracias a la tecnología; con el empoderamiento de las personas y median­te la transmisión de experiencias.

La tercera edición del Foro Forbes Méxi­co, dio paso a las tendencias y prácticas que empresas mexicanas y extranjeras ya han puesto en marcha para enfrentar los desafíos que traen consigo las nuevas audiencias (millennials, generación Z), los contenidos, el comercio electrónico, la interpretación de la información, el internet de las cosas, el espionaje…

“Cada cliente tendrá que decidir qué tan fácil quiere el acceso a su dinero y qué tan le­jos de las sucursales quiere estar”, dijo Luis Niño de Rivera, vicepresidente del Consejo de Administración de Banco Azteca.

“Los millennials no son infieles, son más difíciles de conquistar”, sostuvo Ricardo Ta­deu, presidente y director general de Grupo Modelo AB Inbev.

“Los mundos offline y online se borraron. Nuestro objetivo ahora es cómo tener al mundo más conectado”, aseguró Jorge Ruiz, director general de Facebook México.

“Si esperas tener un ataque para defen­derte, tu compañía puede estar herida de muerte”, advirtió Salvador Martínez, presi­dente y gerente general de IBM México.

“En tecnologías de la información, afuera los malos son más malos y tienen más recur­sos”, remató Sergio Rosengaus, presidente y director general de kio Networks.

Con un éxito indiscutible, que se hizo sentir en el lugar, en redes sociales y en me­dios, el Foro Forbes México 2015 “El futuro está aquí” dejó como una de sus principales conclusiones que la tecnología está para facilitar la vida de empresas, sociedades y gobiernos, dejando en evidencia que el futu­ro ya está aquí, pero que lo que hace falta es distribuirlo mejor.

 

Las nuevas audiencias

Las nuevas audiencias llegaron a cambiar el es­quema. Los millennials, aquellos jóvenes nacidos después de 1980, tomaron el poder para decidir que la tecnología sería la herramienta con la cual se impulsaría un cambio social, que afecta las estrategias de trabajo, educación y la rutina diaria.

“La tecnología es el nivelador universal y es central a nuestra estrategia”, dijo Jorge Silva Luján, general manager de Microsoft Mé­xico, quien, junto con un grupo de expertos, destacó en el Foro Forbes que las nuevas tecnologías han sido la punta de lanza para mejorar la calidad de vida de las personas, democratizar algunos servicios y expandir oportunidades que antes eran privilegio de unos cuantos.

Las nuevas audiencias —coinci­dieron los panelistas— son rebel­des, difíciles de conquistar, pero no infieles. Son leales a aquellas em­presas que les ofrecen ideas frescas, retos y con las que se identifican en la necesidad de encontrar un cam­bio para tener una sociedad mejor.

Además, estas nuevas au­diencias han demostrado que la innovación es un buen producto de consumo. “Los negocios son más complejos cada día. El gran desafío de las compañías no es sólo tener ideas, sino ponerlas en práctica”, complementó Ricardo Tadeu, presidente y director gene­ral de Grupo Modelo ab Inbev.

Los expertos señalaron que las empresas están obligadas a incluir a los jóvenes en sus plantillas, si es que quieren tener un diálogo con las nuevas generaciones, aquellas que garantizarán su continuidad o las sentenciarán a muerte si no aceptan los cambios que la nueva sociedad exige.

grafico_nuevas_audiencias

 

Siguientes artículos

Yahoo firma acuerdo de publicidad con Google
Por

El pacto consiste en un convenio de búsqueda bajo el cual Yahoo obtiene un porcentaje de ingresos de los avisos publicit...