Hay casi 7,500 millones de seres humanos en el planeta Tierra, pero estos 75 mujeres y hombres hacen que el mundo cambie. La clasificación anual de Forbes de Los mas poderosos del mundo identifica a una persona de cada 100 millones cuyas acciones pesan más.

La lista de este año destaca la consolidación del poder en manos de una pequeña élite. Xi Jinping, secretario general del Partido Comunista de China, obtuvo el primer puesto por primera vez después de que el Congreso de China enmendó su constitución en marzo, ampliando su influencia y eliminando los límites de mandato. Disfruta de un culto a la personalidad que no se había visto desde el presidente Mao.

El ascenso de Xi a la persona más poderosa del mundo derroca al presidente ruso Vladimir Putin (sitio número 2), que ocupó el primer puesto durante cuatro años consecutivos, algo sin precedentes. Putin ha gobernado Rusia desde mayo de 2000, y este año fue reelegido para un cuarto mandato con casi el 77% de los votos. Eso representa el mayor margen de victoria para cualquier candidato a la oficina desde la caída de la Unión Soviética.

A un año de su mandato, el presidente Donald Trump ocupa el tercer puesto. Trump ha visto un éxito limitado al promover su agenda a través de un Congreso controlado por su propio partido, está bajo investigación por múltiples agencias de aplicación de la ley, y no puede sacudirse los escándalos que surgen de su vida personal y comercial, pero aún es Comandante en Jefe del mayor poder económico y militar del mundo.

PUBLICIDAD

La cuarta persona más poderosa del mundo también es la mujer más poderosa: Angela Merkel, la canciller de Alemania. Líder de facto de Europa, Merkel ganó unas elecciones muy reñidas en 2017 y creó una ‘gran coalición’ con sus socios políticos. Tendrá que aferrarse al timón de la UE, ya que se enfrenta a las tormentas del Brexit y al creciente sentimiento antiinmigrante en Europa.

Este año hay 17 nuevos nombres en la lista, incluido Mohammed Bin Salman Al Saud (8), el Príncipe Heredero de Arabia Saudita. Su padre sigue siendo rey, pero “MBS” ha consolidado su poder más allá de toda duda y ha tomado el control del país. En noviembre de 2017, lanzó una “campaña anticorrupción” que causó la detención de muchos sauditas prominentes, obligándolos a entregar sus fortunas. El príncipe heredero será el eje de la geopolítica de Medio Oriente para la próxima generación. Otros nuevos miembros incluyen a Jerome H. Powell (11), presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos; Darren Woods (34), CEO de Exxon Mobil; Moon Jae-in (54), Presidente de Corea del Sur; y Robert Mueller (72), Asesor Especial del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Para compilar el ranking de Las personas más poderosas del mundo, consideramos a cientos de candidatos de diversos ámbitos en todo el mundo, y medimos su poder en cuatro dimensiones. Primero, preguntamos si el candidato tiene poder sobre muchas personas. El Papa Francisco, en el puesto 6, es el líder espiritual de más de mil millones de católicos. Doug McMillon (23), es el CEO del mayor empleador privado del mundo, Wal-Mart Stores, con más de 2.3 millones de trabajadores en todo el mundo.

Luego evaluamos los recursos financieros controlados por cada persona. ¿Son relativamente grandes en comparación con sus pares? Para los jefes de estado utilizamos el PIB, mientras que para los directores generales, analizamos medidas como los activos e ingresos de su empresa. Cuando los candidatos tienen un alto valor patrimonial personal, como Jeff Bezos (5), el hombre más rico del mundo, también lo tomamos en consideración. En ciertos casos, consideramos otros recursos valiosos a disposición del candidato, como el acceso a las reservas de petróleo.

Luego determinamos si el candidato es poderoso en múltiples esferas. Solo hay 75 espacios en nuestra lista, uno para aproximadamente cada 100 millones de personas en el planeta, así que ser poderoso en una sola área a menudo no es suficiente. Nuestra selección proyecta su influencia de innumerables maneras: Elon Musk (25) tiene poder en el negocio automotriz a través de Tesla Motors, en la industria aeroespacial a través de SpaceX, porque es multimillonario y porque es un visionario de la tecnología muy respetado.

Por último, nos aseguramos de que los candidatos utilizaran activamente su poder. El dictador norcoreano Kim Jong-un (36) tiene un control casi absoluto sobre las vidas de los 25 millones de personas que viven en su país, y se sabe que castiga la disidencia con la muerte.

Para calcular las clasificaciones finales, un panel de editores de Forbes clasificó a todos nuestros candidatos en cada una de estas cuatro dimensiones de poder, y esas clasificaciones individuales se promediaron en una puntuación compuesta. La lista de este año llega en un momento de cambios rápidos y profundos, y representa nuestra mejor conjetura sobre quién será relevante el próximo año.

Cualquier clasificación de las personas más poderosas del mundo va a ser subjetiva, por lo que no pretendemos que la nuestra sea definitiva. Está destinada a ser el comienzo de una conversación, no la última palabra. Entonces dinos lo que piensas: ¿el CEO de Google es realmente más poderoso que los CEOs de Facebook y Apple? ¿Es el presidente de Turquía más poderoso que el primer ministro de Canadá? ¿A quién extrañamos? ¿En qué nos equivocamos? Únete a la conversación a través de nuestras redes sociales.

Éstas son las 20 personas más poderosas del mundo de 2018:

 

Siguientes artículos

Los 36 personajes más ricos de México en 2018 (I)
Por

A pesar de los altibajos económicos y las amenazas externas, como las lanzadas por el presidente de EU, Donald Trump, en...