Por Marco Morán*

El entorno competitivo en que se desarrollan los negocios exige constantemente mejorar nuestros productos o servicios, aumentar la satisfacción del cliente y al mismo tiempo incrementar o mantener los márgenes operativos; todo esto con una velocidad de habilitación casi inmediata.

Por otro lado, ya no existe hoy en día un negocio que no tenga una fuerte dependencia operativa y estratégica de las tecnologías de información, la habilitación tecnológica de procesos, productos y servicios para responder a los cambios en el mercado tendrá que ir a la misma velocidad de las exigencias que enfrentan las compañías.

Iniciativas como consolidación de la unidad de negocio, adquisiciones, desincorporaciones, cambios en el modelo de negocio o preparación para la salida a bolsa; tienen un componente importante de tecnologías de Información

PUBLICIDAD

En este artículo abordaremos los conceptos básicos desde un punto de vista de negocio del cómputo en la nube que se ha convertido en un gran tema de conversación por la velocidad y facilidad con la que podemos tener disponible tecnología de punta a precios accesibles para cualquier tipo de empresa y que nos puede ayudar a soportar los retos y las iniciativas de negocio antes mencionadas.

A pesar de ya tener bastante tiempo en el mercado, existe todavía mucha confusión de lo que significa en varios mercados o segmentos de empresas. El cómputo en la nube es la práctica de utilizar una red remota de servicios hospedados en el internet para almacenar, administrar y procesar datos en lugar de realizarlos en un servidor local o una computadora personal.

El cómputo en la nube tiene ciertos atributos, se entrega en diferentes maneras y servicios. Uno de sus principales atributos es un servicio; es decir la empresa que utiliza tecnología en la nube no es dueña de los activos solo paga por el uso de la misma; en otras palabras, pasa de un esquema de APEX a OPEX.

Es un esquema escalable y elástico; es decir los servicios pueden crecer o disminuir por demanda como se requiera y son compartidos; la infraestructura principal, software o plataformas se comparten entre los clientes que usan el servicio.

Otro atributo es que se mide de acuerdo al uso con una variedad de modelos de pago; es decir se paga lo que se consume sin tener capacidad ociosa instalada en la compañía o quedarme corto en épocas en donde mis necesidades de procesamiento aumentan y por último la nube utiliza tecnologías de Internet y os servicios se entregan utilizando identificadores, formatos y protocolos como URLs, HTTP, IP etc.

Existen tres maneras de entregar servicios en la nube:

  • Nube Pública: Los activos de cómputo pertenecen a un tercero y cualquiera puede aprovechar su uso. Los activos, definición del servicio, costo y riesgo de implementación recaen en el proveedor de servicio:
  • Nube privada: Los activos de cómputo pertenecen a una compañía y los accesos son limitados a los usuarios de esa organización o aquellos a los que la compañía decida darles acceso. Los activos, la definición del servicio, costo y riesgo de la implementación residen en el cliente en una nube completamente privada.
  • Nube Hibrida: Los servicios con coordinados a entre elementos de computo internos y externos, un número de escenarios híbridos existen y este estilo está ganando popularidad

Por ultimo hablemos de los servicios que las compañías pueden adquirir utilizando el cómputo en la nube:

  • Infraestructura como un servicio – Infrastructure as a service-. Es equivalente a las iniciativas de Tecnología de Información de infraestructura y centros de datos. El IaaS proporciona un auto servicio, bajo demanda, casi de manera inmediata a recursos de infraestructura escalabres y elásticos complementados por almacenamiento y capacidades de red.
  • Plataforma como un servicio – Platform as a service-. La versión de servicios de nube de infraestructura de aplicaciones; las bases tecnológicas para desarrollar, probar, integrar y desplegar tecnología.
  • Software como un servicio – Software as a service-. Es la capa de aplicaciones de cómputo en la nube, uno o más proveedores son dueños de las aplicaciones de software y son quienes las entregan y administran. El método de comprar de SaaS es basado en su uso o por medio de una suscripción basado en métricas.
  • Procesos de negocio como servicios – Business Process as a service-. Es un tipo específico de outsourcing en el cual su acceso es vía tecnologías basadas en Internet.  El proveedor es responsable de la administración del proceso, los pasos del proceso son altamente automatizados y al cliente se le da acceso a los datos para reporte o propósitos analíticos.

En conclusión, el cómputo en la nube es hoy en día una opción que nos puede ayudar a implementar iniciativas de negocio de una manera ágil, escalable y de bajo costo; la tecnología disponible en la nube es de última generación, segura y accesible para empresas de todo tipo y tamaño. Definitivamente es una opción a revisar al momento de plantear opciones cuando tenemos alguna iniciativa que requiere de un componente tecnológico

Existen muchos proveedores que cuentan con una oferta completa y algunos muy especializados en algún nicho; seguramente seguirá el mercado seguirá evolucionando y robusteciendo su oferta de servicios. Es importante que la evaluación de las opciones sea de manera informada y por medio un proceso formal para elegir la que mejor se adapte a las necesidades.

*Marco Morán es Gerente Sr. de Oracle para Deloitte Consulting México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tpp-comercio
El TPP se niega a morir; integrantes buscan rescatarlo
Por

El acuerdo comercial fue concebido sin China en un esfuerzo por escribir las reglas comerciales de Asia, pero la salida...