San José, Estados Unidos. – Cada año, los hospitales infantiles ubicados en la zona metropolitana de Los Ángeles destinan al entrenamiento de los médicos que están en formación universitaria alrededor de 450,000 dólares, con el objetivo de que su preparación pueda ser lo más acertada posible.

El entrenamiento consiste hoy, básicamente, en tener acceso a herramientas médicas de trabajo, cuerpos sin vida y simuladores de partes del cuerpo, tal y como ha sucedido en últimos 100 o 200 años en la historia del hombre, sin embargo, esto está por cambiar.

Los responsables de esta transformación son dos conceptos tecnológicos que poco a poco avanzan: la realidad virtual y la inteligencia artificial, con los cuales se está trabajando para poder darles un uso de calidad también en los segmentos de salud y medicina

Así lo asegura a Forbes México, Shauna Hellen, presidenta para Norteamérica de la compañía A.I.Solve, especializada en el desarrollo de productos e investigaciones relacionadas a los dos conceptos antes mencionados y que trabaja junto a la división de Occulus de Facebook en estos temas.

PUBLICIDAD

También puedes leer: ¿Los robots sí me dejarán sin empleo?

Como si fuera real

Y la manera que en la que hoy se está trabajando para atender esta problemática, expone la especialista, es llevando a que estos conceptos formen precisamente parte elemental del aprendizaje de los futuros médicos, quienes, tal y como se había mencionado, siguen aprendiendo de una manera tradicional.

Es por eso que Hellen explica que se está trabajando en el desarrollo de escenarios virtuales que para que los médicos experimenten de una forma más certera lo que significará para ellos el enfrentarse a momentos complejos en los que tendrán que actuar.

De esta manera, únicamente con ponerse los lentes de realidad virtual, los médicos en formación podrían tener acceso a momentos en los que deberán enfrentarse a casos de obstrucción estomacal u operaciones de vesícula, sólo por mencionar algunos casos, y necesitarán tomar los conocimientos que tienen para poder atender a la persona que estará frente a sus ojos sufriendo la enfermedad.

“Con este tipo de alternativas el aprendizaje se vuelve más flexible, más lúdico, los estudiantes pueden enfrentar hechos complicados que se les van a presentar y empezar a tomar soluciones al respecto, de esta manera no llegan de cero al quirófano, porque la inmersión que da el la realidad virtual y la capacidad de aprendizaje que tienen los escenarios con inteligencia artificial amplia el conocimiento”, dice Hellen, quien fue entrevistada en el marco de la GPU Technology Conference, organizada por Nvidia.

A.I.Solve está trabajando ya este tipo de actividades en conjunto con hospitales como el infantil de Los Ángeles, donde médicos ya están liderando los procesos de adaptación de alumnos a estos entornos virtuales.

Oportunidad para Latam

Este tipo de investigaciones médico-tecnológicas que se están realizando tienen en la mayoría de los casos sede en Estados Unidos, Reino Unido, Europa o Japón, y pocos son los avances que se tienen registrados en Latinoamérica, comenta Hellen, por lo que la oportunidad de crecimiento en este sentido es amplia.

Para comenzar a potenciarla, la especialista señala que es importante que los gobiernos de la región empiecen a dedicar capital a este tipo de investigaciones, con el objetivo de abrir brecha y motivar a que posteriormente se sumen al hecho organizaciones enfocadas a la salud y empresas.

“Los gobiernos pueden ser impulsores de este tema en la región destinando capital a la investigación, no necesitan ser fuertes sumas de dinero, sino el esencial para que se pueda despegar, se necesita empezar a entender cómo funciona este tipo de tecnología y cuál es su practicidad para que cambien las cosas”, afirma.

 

Siguientes artículos

Facebook ayudó a Estados Unidos a perseguir a indocumentados
Por

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU usó datos de la red social para ubicar y rastrear a inmigrantes, s...