Por Fernando J. Cabrera*

 

La muerte de Kobe Bryant dejó una huella difícil de borrar en todo el deporte internacional. Pudimos notar los reconocimientos recibidos por grandes atletas del fútbol soccer internacional, tenistas, y ni se diga las ligas deportivas en EUA como el fútbol Americano, Béisbol, Hockey etc..

Esto nos hace pensar sin lugar a dudas que pasar a la inmortalidad como una gran leyenda del deporte requiere no solamente de tener el talento profesional sino también llevar en alto los valores y ejemplo que representas. Es por eso que han surgido debates en el sentido de incluir la figura de Kobe Bryant como el nuevo logo de la NBA en lugar de Jerry West.

Figuras como Michael Jordan podrán objetar dicha posibilidad con mucha razón. Sin embargo, habrá que tomar en cuenta que Jordan ha creado un imperio de su marca la cual ha trascendido fronteras incluso como las del fútbol internacional donde su marca patrocina actualmente a equipos como el París St. Germain.

No obstante lo anterior, vale la pena mencionar los problemas que Michael Jordan y su padre tuvieron en su momento con el mundo de las apuestas. De hecho ese tema le costó la vida al padre de Jordan y en mucho la salida de las duelas de Michael Jordan después de retirarse con los Washington Wizards.

Todos conocemos el caso de Pete Rose el bateador con más hits en el béisbol de grandes ligas y por un tema de apuestas fue vetado para entrar al salón de la fama del béisbol profesional de por vida. Michael Phelps el mejor nadador de todos los tiempos fue suspendido en su momento por 6 meses de toda competencia por violar el código de conducta de la federación de natación por conducir bajo la influencia de sustancias prohibidas.

El tema a tratar es que con independencia de los resultados y logros obtenidos en el deporte que sea, los atletas deben cuidar su imagen y vivir bajo los más altos valores personales. Por ello creemos que atletas como Kobe tiene una ventaja sobre atletas como Michael Jordan en ese aspecto.

Lo mismo sucede con las comparaciones de Diego Armando Maradona con Pelé como los mejores futbolistas del mundo. Si bien muchos analistas podrán decir que se debe separar el resultado y los logros de la forma de ser de cada quien creo que es un tema que va de la mano y se debe ver como un todo. Pelé es un ejemplo de vida dentro y fueras de la cancha a diferencia de Maradona que es mundialmente conocida el problema con las drogas. Si la FIFA tuviera que incluir un logo de la imagen de un futbolista les aseguro que Maradona no estaría ni siquiera en la lista de los posibles candidatos a esa distinción.

Para tristeza de los amantes del golf, Tiger Woods a pesar de su gran regreso a los primeros planos del Golf su imagen nunca será olvidada por el problema extramarital que vivió y que le costó su matrimonio y vida familiar, adicional a dejar por mucho tiempo el golf siendo el mejor jugador del mundo. Arnold Palmer conocido en el medio como el rey del golf seguirá siendo la estrella de golf en méritos, personalidad, resultados y valores inculcados a sus fans y que reconoce la comunidad del Golf. Por ello Palmer seguirá siendo por el momento el más grande jugador de Golf.

En el fútbol americano los fanáticos de los Patriots y en el béisbol los fanáticos de los Astros de Houston deben estar muy preocupados con la herencia que les han dejado los dueños de esos equipos y sus colaboradores en cancha por el robo de señales. En su momento los Patriotas por el “spygate” que consistió en el robo de jugadas de los equipos contrarios en la temporada 2007, fueron sancionados con con perder su primera selección colegial del draft y una sanción de 250,000 dólares para el equipo y 500,000 dólares al entrenador Bill Belichick. Los Astros de Houston también perdieron selecciones colegiales y les dieron un año de castigo a al manager y entrenadores de campo que finalmente despidieron.

Los Chicago White Sox quedaron con el estigma de haberse dejado ganar una serie mundial y justo por esa razón surgió la figura del comisionado de la liga para evitar ese tipo de conductas y sancionar debidamente. No creo que las sanciones que dieron a los Astros y los Patriots sean ejemplares y la tarea de los comisionados a dejado mucho que desear.

Es importante que el ejemplo que da al deportista de alto rendimiento a las nuevas generaciones de atletas es dar su máximo esfuerzo en la práctica del deporte siempre rodeados de valores y buenas prácticas dentro y fuera de la cancha para inculcar un sano y transparente ambiente entre los compañeros y rivales para alcanzar la gloria de ser el mejor en tu disciplina. Esto sin duda trae consigo una recompensa adicional de obtener mayores patrocinios por imagen lo cual en muchos casos inclusive las cantidades que se les pagan por imagen rebasan las cantidades que se les pagan en la práctica del deporte.

Caso contrario lo que paso con Lance Armstrong en el ciclismo y Antonio Brown de los Pittsburg Steelers que no solamente perdieron sus contratos con los equipos sino también los patrocinios y recibieron demandas de los propios patrocinadores pidiendo el reembolso de lo que les pagaron.

Peores ejemplos de tragedias tenemos como el caso del receptor de los Patriots Aaron Hernández donde las malas compañías, amistades y un ambiente de hogar nada estable lo llevó a la cárcel y al suicidio después de haber logrado un contrato por 40 millones de dólares!

En conclusión Kobe Bryant, Pelé, Arnold Palmer, Mohamed Ali, Roger Federer, Joe Montana entre otros son y serán los más grandes de la historia por su profesionalismo en sus disciplinas deportivas y congruencia y ejemplo en su vida personal.

 

 

Fernando J. Cabrera es experto en Derecho del Deporte

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Retos y oportunidades en el tratamiento de aguas residuales
Por

Como muchos países, México enfrenta a una creciente presión sobre sus recursos hídricos.