¿Las ideas pueden ser infecciosas? Libertad, justicia, comunismo, religión y capitalismo, lo son. Y los memes difuminan las ideas, las críticas y las sátiras por internet como una epidemia.

 

Meme es un término que introduce Richard Dawkins, divulgador científico inglés en 1976, quien lo define como una unidad de trasmisión cultural o una unidad de imitación.

PUBLICIDAD

Dennet, filósofo y escritor estadounidense, en 1991, se involucra en el tema y los califica como conceptos de repetición, copia o imitación que contienen paquetes de información con actitud.

Por lo tanto, un meme está hecho de información. Pueden ser trasportados y tienen diferentes especies. Tienden a manifestarse en distintas formas; por ejemplo, en palabras. Prensa, películas, desfiles de modas, concursos y bailes son memes; el propio lenguaje, el vestir, las ceremonias, el arte y la religión son otros tantos ejemplos.

No son propios de la era digital, pero la aparición de internet los potencializó. El meme, concebido como una imagen con texto, es la forma más popular hoy en día. Es una lucha por decir el mejor chiste, la mejor burla o la ironía más grande a través de signos y símbolos cargados de significaciones que, incluso sus mismos creadores, no imaginan su impacto.

Los memes se han puesto de moda en un país propicio para ello, donde pasa lo inimaginable. Pero cualquier evento de trascendencia local o mundial da pie para que mentes creativas e incluso las marcas usen estas figuras cargadas de significación para emitir un mensaje.

Un meme no sólo es aquella imagen que se propaga por internet —la imagen chusca—: esa es la forma, pero existen otras tantas como palabras, uso de hashtag, blogs, artículos, opiniones, teorías, etcétera.

Es todo lo que trasciende a convertirse en una convención social que toma relevancia hasta ser sustituida por otra; unas prevalecen más tiempo que otras. Así lo explican los teóricos en cuestión. En su conferencia Just for Hits (2013), Dawkigs afirma que un meme es todo aquello que se esparce por imitación, que son copiados de cerebro a cerebro o de blog a blog, son infectivos como en la selección natural.

Su obra maestra para avalar su teoría es The Selfish Gene , donde realiza una comparación entre gen y mem (genes y memes en plural) basándose en la teoría de Darwin. La alusión constante que se hace de un gen con un mem comienza desde el punto de vista genético: un gen se propaga genéticamente, mientras los paquetes de información se trasmite culturalmente.

Para profundizar en el funcionamiento de un meme, utiliza el concepto aplicado en internet: secuestro de ideas. El componente de trasmisión principal, en este caso, es través de la creatividad humana, a diferencia de la selección natural donde se ejercerían poderes de mutación natural.

El devenir de un meme en internet puede resultar en arte creativo, pero también pueden resultar en mutaciones en la mente.

Dennet también asocia la tecnología a su teoría; funciona de la siguiente forma dice: un meme se trasmite por internet y, si esta información con actitud es bien vista por el huésped, este nuevo meme se convierte en una amenaza a los memes favoritos del huésped; puede ser tan fuerte que puede convertirse en el meme por el cual se esté dispuestos a morir.

¿Las ideas pueden ser infecciosas? Libertad, justicia, comunismo, religión y capitalismo, lo son.

La imagen conocida como meme es una forma de expresión, es un estilo creativo y cómico, es una forma para propagar ideas: paquetes de información. Es una forma de burla, de demanda de trasformar lo trágico en cómico.

Nadie se salva de un meme: los políticos (uno en particular), los futbolistas, el Papa, los líderes de opinión. No siempre se relaciona con un evento negativo; exalta también hechos cotidianos.

Internet es el mundo que nos permite crear, proponer y materializar ideas que pueden convertirse en parteaguas. El poder que hoy tiene la información a través de internet es igualmente proporcional al poder de réplica de un meme. La información propagada en el ciberespacio ya es un meme. Si no usamos la razón, seguiremos viviendo las consecuencias que éstos y otros filósofos han advertido.

 

Contacto:

Twitter: @SoyYoLucy

Semántik

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Producción y exportaciones de autos se desaceleran en julio
Por

Las automotrices establecidas en México produjeron 254,312 vehículos y exportaron 226,511 unidades en julio, su primera...