Ara podría regresar a fondearse a los mercados para finales de 2014, Germán Ahumada afirma que las constructoras aún no tienen las puertas abiertas totalmente al financiamiento.
Los mercados no están totalmente abiertos para las empresas constructoras de vivienda, dijo este martes Germán Ahumada, presidente y director general de Consorcio Ara.
En el marco del Foro Forbes 2014, el empresario explicó que la crisis de las empresas vivienderas experimentada en 2013 se ha convertido en una lección para las constructoras y los bancos.
“Nosotros no lo hemos considerado por el nivel de deuda, aunque sí nos sentiríamos más cómodos con vencimientos a más largo plazo, creo que a finales del año que viene tal vez estaríamos ya en un momento de empezar a voltear a los mercados, pero nosotros nos sentimos mejor si tenemos deuda en pesos, ya nos habían ofrecido bonos por mil millones de pesos pero no nos gustaría tomar esos recursos en este momento”, señaló.
En 2013, Ara reportaba una deuda con costo de alrededor de 3,000 millones de pesos, a fin de año la deuda se redujo en 35% y se generó una recalendarización del resto, actualmente la deuda de la constructora es de 1,300 millones de pesos y es calificada por Germán Ahumada como una deuda manejable.
“El problema que tuvimos de manera particular es que Había vencimientos fuertes en 2013 y 2014, recalendarizamos y ahora vamos a esperar a que el mercado nos venga a buscar”.
Sin daños por Odile
Cuestionado sobre los estragos de los desastres naturales en el sector, Ahumada dijo que Ara sólo contaba con un terreno para un desarrollo turístico en Los Cabos, el cual tiene 1,200 metros de frente al mar, pero en el cual no habían iniciado ninguna obra, sin embargo, el empresario recordó que en el caso de los huracanes Ingrid y Manuel, en Guerrero sí se presentaron estragos, sobre todo en la derrama de financiamiento, pues no se liberaron los créditos para vivienda durante la recta final del año.
“En un lugar como Acapulco teníamos que hacer una infraestructura muy importante para prever un subida del nivel del agua, se contó con una laguna de regulación, tanques de tormenta, canales. Creo que muchas veces parece absurdo el que no se analice la problemática potencial de los desarrollos. No podemos escatimar en infraestructura, ni estamos acostumbrados a que las casas no cuenten con previsión para estos fenómenos”.
 

Siguientes artículos

Passport no será el salvador de BlackBerry
Por

El nuevo smartphone de BlackBerry compite con los grandes en todas las áreas, pero los analistas no creen que tenga lo q...