Tenemos hacia delante a un vecino creciendo en forma robusta y reformas estructurales importantísimas que seguramente cambiarán las expectativas.

 

 

El trabajo más importante de los analistas económicos y de mercados es dilucidar lo que sucederá hacia adelante; por supuesto, para sus análisis utilizan tanto la información histórica como la del pasado reciente, con el propósito de poder proyectar tendencias y hacer proyecciones.

PUBLICIDAD

 

Economía de México

En el caso de la economía mexicana, un gran número de medios de comunicación especializados –y otros, no tanto– han dedicado mucho espacio en criticar la situación que, económicamente hablando, está atravesando nuestro país; pocos han realizado análisis serios de las causas, presentando al actual gobierno como único responsable de lo que se está viviendo.

Es muy válido ser críticos y expresar opiniones; sin embargo, esto tiene mayor valor cuando se ponen sobre la mesas todos los elementos que han intervenido para llegar adonde estamos. La economía mexicana ha crecido muy poco en los últimos 18 meses, y mucho menos en función de las expectativas que se tenían al inicio de la presente administración, pero la explicación está en factores externos, sobre los cuales no podemos influir, y otros de carácter interno, en los que sí hemos sido responsables.

 

Factores externos

Relacionado con lo externo está el comportamiento de la economía en EUA, específicamente en su sector manufacturero, que es el que nos impacta mayormente. Éste empezó a disminuir sensiblemente su tasa de crecimiento desde el segundo trimestre del 2012, fenómeno que se extendió hasta mediados del año pasado. Por la razón anterior, el crecimiento del PIB en México empezó a caerse en el tercer y cuarto trimestre del 2012, lo cual continuó durante una buena parte del año pasado impactando negativamente nuestro crecimiento, para finalizar en todo ese año con un triste 1.1%. En el presente ejercicio, nuestros vecinos tuvieron una contracción de su economía de 2.9% en el primer trimestre, cifra que ha sido la peor desde la crisis del 2009. Por supuesto, esto explica ampliamente porqué nosotros sólo crecimos 1.1% en los primeros tres meses.

 

¿Por qué nos afecta tanto lo que sucede en EUA?

La respuesta radica en que durante 15 años tuvimos una parálisis legislativa que no permitió al país tener las reformas estructurales requeridas para fortalecer el mercado interno.

 

Factores internos

Dentro de las razones internas que han afectado nuestro crecimiento está el hecho de haber retardado las medidas anticíclicas que se pusieron en septiembre del 2013. Esto se debió hacer desde el primer trimestre del año pasado –así hubieran ayudado a mitigar los efectos negativos que estábamos importando de nuestros vecinos–, y después una reforma fiscal que limitó la capacidad de gasto del sector empresarial y de la clase media.

 

¿Qué está por venir..?

Todo lo anterior es historia. Lo que sí tenemos hacia delante es un vecino creciendo en forma robusta y reformas estructurales importantísimas que, aun cuando darán resultados en los años por venir, seguramente cambiarán las expectativas.

En Somoza Musi y Asociados estamos proyectando mucho mejores resultados hacia adelante: un segundo trimestre con crecimiento del 2.11%; un tercero y cuarto del 3.98 y 4.22%, respectivamente, para cerrar el año (enero-diciembre) con 2.9%.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: Somoza Musi

Twitter: @SomozaMusi

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La sabiduría callejera y las grandes ideas
Por

Los ejecutivos de relaciones públicas deberían abandonar la comodidad de sus oficinas para caminar por las calles y enco...