X
BREAKING
Tiroteo en Francia deja un muerto y varios heridos
X
BREAKING
Tiroteo en Francia deja un muerto y varios heridos

Roomie Bot es un robot con forma humanoide autónomo: entabla conversaciones, responde a instrucciones de voz y se desplaza esquivando los obstáculos que identifica. Pero aún no consigue llegar a hogares.

Este asistente personal fue creado en 2016 en México con la intención de destinarlo a ayudar a personas de edad avanzada o con discapacidades en sus casas.

Aldo Raúl Luévano, cofundador de Roomie, la empresa desarrolladora, explica que están levantando capital para llevar esta tecnología al consumo masivo.

“Necesitamos un millón de dólares para escalar. En México somos muy buenos en robótica, pero nadie se atreve a darle contexto comercial. No hay la madurez necesaria y no hay demanda, la tenemos que generar”, explica en entrevista a Forbes México.

PUBLICIDAD

Cada Roomie Bot cuesta 200,000 pesos para empresas. Ya han construido cuatro y en sus oficinas de Silicon Valley, tienen en marcha una estrategia para desarrollar una flotilla.

Aldo Luévano (izquierda) y Hugo Valdés (derecha) son los fundadores de Roomie, desarrolladora del robot doméstico mexicano Roomie Bot. Foto: Anna Portella.

Asistente de empresas

De momento, Roomie Bot presta sus servicios en empresas, de las que destacan Bayer y Bimbo.

“Somos la única empresa que hace un robot para consumo y para empresas”, afirma Luévano.

Cada usuario configura la máquina para que le asista en actividades determinadas. En Bayer, lo utilizan como asistente de visitadores médicos.

“Le metimos la inteligencia artificial de un médico especialista, así puede entablar conversaciones más complejas con los médicos que visitan”, explica el emprendedor.

“Muchos creen que suplirá empleos, pero en realidad es una herramienta”, añade.

En Bimbo, lo utilizan como procesador de datos de la empresa para que asista en la toma de decisiones.

Roomie Bot entiende instrucciones en lenguaje natural y ejecuta la acción adecuada. La interacción se realiza por instrucciones de voz o mediante la pantalla táctil que hace, a su vez, de cara.

Está dotado con inteligencia artificial y tecnología abierta, que le permite conectarse a cualquier tipo de dispositivo inteligente. Mediante una aplicación se pueden configurar los servicios deseados, como llamada a ambulancias en caso de emergencia.

Del mismo modo que la tostadora, el refrigerador, el televisor y la computadora entraron a nuestros hogares, el inventor Luévano se ha propuesto que su bot sea el último en unirse a este equipo de aliados domésticos electrónicos.

También puedes leer:

Se avecinan las protestas contra robots que roban empleos

 

Siguientes artículos

Intraemprendimiento, una gran oportunidad (I)
Por

Directores como colaboradores nos quebramos la cabeza buscando soluciones nunca antes vistas por el mercado, mientras ig...