Por Katie Taylor

Un cuadro legal cada vez más abstracto se está dibujando sobre 2,000 millones de dólares de la obra de arte comprada por el multimillonario ruso: Dmitry Rybolovlev, del comerciante suizo Yves Bouvier, incluyendo una pintura de Leonardo da Vinci que retrata a Jesucristo.

Rybolovlev pagó a Bouvier 127.5 millones de dólares por la pintura; y más tarde, se dio a conocer que el comerciante había pagado sólo 80 millones por el mismo algún tiempo atrás. El abogado de Bouvier estalló y declaró la guerra, una que va por el tercer año, como una campaña de litigación de “tierra quemada”, mientras que el abogado de la contraparte dice que Bouvier “está acusado del más grande fraude de arte en la historia.”

Pero no todas las colecciones de arte multimillonario terminan tan mal, por supuesto. Últimamente, un mercado global efervescente ha ido recolectando compradores y vendedores a los precios más convenientes.  Aquí el catálogo desglosado.

VENDEDORES

OPRAH WINFREY

 

“Retrato de Adele Bloch-Bauer II ” (1912) por Gustav Klimt, 150 mdd, una de las tantas pinturas saqueadas por los Nazis en 1938.

 

Según informes, la estrella de los medios de comunicación registró ganancias de 60 mdd cuando cerró el trato en el verano pasado; ella compró la obra del artista austriaco por 90 mdd en 2006.

BIDZINA IVANISHVILI

“Sin título XXV” (1977) por Willem de Kooning,  66.3 mdd

El valor estimado de esta obra era de 40 mdd, antes de su venta más reciente.

Ivanishvili, el ex Primer Ministro de Georgia, está recortando su colección de arte de 1,000 mdd, la cual adorna las paredes de su recinto de 33,000 metros cuadrados en Tbilisi, la capital del país. Esta obra de De Kooning constituyó la mayor parte de los 110 millones de dólares que vendió el año pasado.

PAUL ALLEN

“Düsenjäger” (1963) por Gerhard Richter, 25.5 mdd

Un empleado de la casa de subastas Christies tiene la obra de Gerhard Richter, “Düsenjäger”, de 1963.

El cofundador de Microsoft logró el doble de los 11.2 mdd que pagó en 2007 por la pintura realista de un jet de batalla, uno de ocho aviones de guerras en las series hechas por Richter, el reconocido artista alemán.

COMPRADORES

ELI BROAD

“Verano #1” (1957) por Sam Francis, 11.8 mdd

Ahora colgando permanentemente en un museo con su mismo nombre. Broad y su esposa, Edythe, se inauguró en Los Ángeles en 2015, esta obra de Francis, un expresionista abstracto que falleció en 1994, fue adqurida en mayo del año pasado.

EDUARDO COSTANTINI

“Baile en Tehuantepec” (1928) por Diego Rivera, 15.7 mdd

La obra “Baile en Tehuantepec” de Diego Rivera realizada en 1928 es ampliamente reconocida como uno de sus trabajos más significativos.

Mr. Frida Kahlo, el muralista socialista favorito de cada millonario, estableció un récord de ventas para el arte latinoamericano cuando Costantini, un promotor inmobiliario argentino, compró este vibrante trabajo en mayo pasado.

KEN GRIFFIN

“Intercambio” (1955) por Willem De Kooning, 300 mdd

“Número 17A” por (1948) Jackson Pollock, 200 mdd

“Intercambio” de Willem De Kooning es la pieza más cara de arte abstracto jamás vendida.

Griffin, quien fundó el fondo de cobertura ‘Citadel’, supuestamente dejó soltó medio millón de dólares en dos obras de arte de estos famosos pioneros de mediados de siglo. En 1989, la pintura de De Kooning vendida por 20.7 mdd, fue el trabajo contemporáneo más caro vendido en esa época.

 

Siguientes artículos

Las 5 razones de la brecha digital de género
Por

Hoy se conmemora el Día Internacional de las Niñas en las TICS. Y a pesar de todos los esfuerzos, la brecha digital de g...