Suelen ser invisibles, sin que por ello laceren menos el tejido social: son los delitos no considerados como de alto impacto. Aquí los municipios con mayor incidencia.

 

 

Por Emmanuel Ameth

 

Es de suma importancia para los inversionistas y la población en general tener conocimiento de las zonas del país donde se presenta mayor incidencia delictiva, particularmente sobre aquellos que no pertenecen a los delitos de mayor impacto, que suelen ser invisibles por la cobertura que se les brinda, sin que ello signifique que sean menos lacerantes para nuestra sociedad.

Mientras la primera parte de este documento se basó en la estadística del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para esta segunda entrega se toman en cuenta aquellos ocurridos durante 2013, según el reporte realizado ante el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

La razón es que a pesar de ser el Inegi el organismo por excelencia que reporta estadísticas, aquellas que reveló en el Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2013 se aprecian sesgadas, derivado de que su fundamento radica en los reportes de las mismas Procuradurías, y no en la información disponible en el SNSP. Así, no hubo entidad federativa alguna que reportara con oportunidad y sinceridad la incidencia delictiva en su respectiva demarcación, aprovechándose de que aparentemente no existe sanción alguna por reportar con falsedad la ocurrencia de los delitos referidos.

El presente documento no debe leerse sin poner atención a la primera entrega publicada en este mismo medio y conocida como Los municipios más inseguros de México / 1. Tómese en cuenta también que no es la totalidad de delitos, pues la cifra negra en el país revela que solamente son denunciados seis por cada 100 de los ocurridos según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe).

Dado que ahora el ranking ocupa 20 posiciones, en esta entrega sí serán tomadas en cuenta las delegaciones del Distrito Federal. Además, no es un indicador relativo basado en la prevalencia en función del número de habitantes, sino que jerarquiza las demarcaciones en función de las cifras absolutas de incidencia.

 

Robo a negocio
image001

Respecto del robo a negocios con violencia destaca que en sólo dos municipios y de una misma entidad federativa, Mexicali y Tijuana, se concentró hasta el 28% del top 20 de estas incidencias. A las referidas le siguen municipios y/o delegaciones de la zona centro del país, para posteriormente encontrar a Torreón y a Monterrey.

 

Extorsión
image002

Otros de los lugares donde seguramente no le gustaría a un empresario arriesgar su capital es en las demarcaciones de la gráfica anterior, toda vez que en ellas es donde se presenta con mayor frecuencia el delito de extorsión.

Destaca en el listado la presencia de municipios del Estado de México, así como de diversas delegaciones del Distrito Federal, aunque también hay presencia de municipios de Morelos, Jalisco, Puebla, Quintana Roo, Guanajuato, Michoacán, Nuevo León y Guerrero. Y, como puede apreciarse, hay por lo menos 18 zonas en el país con mayor inseguridad que Acapulco en cuanto a prevalencia de extorsión.

 

Robo a autobuses con violencia
image003

Otro tipo de delitos lacerantes para el tejido social pero que no están considerados como delitos de alto impacto son los robos que se dan en carreteras, específicamente a los pasajeros y con lujo de violencia. En ellos destaca que no aparece ni el Estado de México ni el Distrito Federal en el top 20, aunque sí municipios de entidades como Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Guerrero, Hidalgo, Chiapas, Morelos, Oaxaca y Coahuila.

 

Fraudes
image004

Las aquí descritas son algunas de las demarcaciones donde seguramente no le gustará hacer negocios, toda vez que las mismas destacan por fraudes. Algunas llaman la atención por no ser demarcaciones particularmente densas en cuanto a su población.

 

Asalto a transeúntes
image005

Por otro lado, cualquier inversionista que guste de laborar y/o ir a revisar su negocio, seguramente no le gustará que el mismo se ubique en entidades como Tabasco, Puebla, Jalisco, Estado de México, Baja California, Oaxaca, Nuevo León, Coahuila y, por supuesto, el Distrito Federal.

 

Agradecimiento

Aprovecho este espacio para agradecer a Arturo Aldama Mascareñas, presidente de colonos de la Hacienda La Herradura en el municipio de Pachuca, Hidalgo, quien hizo favor de enviar a la Redacción de Forbes México su trágica experiencia contenida en la denuncia 12/DAP/R/I/2963/2014, misma en la que relata que su vivienda fue robada mientras salía de compras a un centro comercial a poco menos de un kilómetro de su hogar.

El referido hizo un señalamiento a las autoridades para que atiendan el crecimiento de este tipo de delitos en la zona sur de Pachuca, toda vez que, dijo, existe apatía para el trato con las víctimas, particularmente del gobierno estatal, además de ser incapaces de reconocer este problema, maquillando las cifras que se encuentran a disposición de la ciudadanía.

 

 

Contacto:

Twitter: @1ameth1

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Todo el agro es Ayotzinapa
Por

Ayotzinapa es otra muestra de que las más importantes rebeliones sociales de los últimos años se han gestado en dos núcl...