cintillo

Al parecer las empresas exitosas en redes sociales lo eran antes de llegar al mundo digital y su éxito fue importado a las redes sociales.

A todo esto, ¿sirven o no las redes sociales como impulsoras de los negocios? Y es que después de tantos años de estrategias y recomendaciones, tal parece que el éxito sólo se ve reflejado en las grandes cadenas o negocios gigantescos que han decidido invertir cantidades importantes en los medios digitales.

Cuando hablamos de redes sociales a nivel empresarial, pensamos en aquellas corporaciones que tienen sus negocios de manera independiente a las redes y sólo las utilizan como una especie de servicio al cliente, o como un canal de exhibición de nuevos productos. En pocas palabras, al parecer las empresas exitosas en redes sociales lo eran antes de llegar al mundo digital y su éxito fue importado a los social media.

PUBLICIDAD

Entonces cabe hacernos la pregunta de si es posible hablar de empresas que se han fundado sólo a través de las redes sociales. Es decir, ¿existen negocios cuyo único canal de comunicación son los medios sociales y son exitosos, al contrario de lo que sucede en la mayoría de los casos?

La respuesta es sí. Podemos contar casos de éxito en donde fueron los social media los que catapultaron o inspiraron la creación de negocios que van creciendo y cuyo único medio de promoción e interacción han sido las redes.

Echemos un vistazo a dichas marcas.

Máscara de Latex. La marca de playeras más famosa y políticamente incorrecta de la red inició como un juego en Twitter. En realidad todo empezó en abril de 2011: Bruno Darks, el personaje insignia de la marca era en aquel entonces uno de esos trolls de Twitter que, a pesar de su sentido del humor grosero e irreverente y de su comportamiento agresivo, tenía un carisma que cautivó a la red.

En junio del 2011, con poco más de 100 mil seguidores, a Bruno Darks se le ocurrió subir el diseño de una playera de Batman poco convencional. Poco a poco la gente le empezó a preguntar dónde podría adquirirla y se le ocurrió subir otros tantos diseños con súper héroes, pero en actitudes muy irreverentes. Al poco tiempo, ya tenía una tienda online y un catálogo muy amplio de playeras. En la actualidad, la marca Máscara de Latex cuenta con dos tiendas oficiales en el DF y está a punto de abrir un sistema de franquicias.

El éxito de las playeras podemos fijarlo en varios factores, pero sobre todo en que hay una coherencia muy grande entre la actitud del personaje central (Bruno Darks), la marca y el producto. Su principal medio de promoción continúan siendo las redes sociales, quienes no sólo permitieron la aparición de la marca, sino elevaron su popularidad. Actualmente cuenta con cerca de 400 mil seguidores en Twitter y poco más de 700 mil en Facebook.

Autocinema Coyote. El proyecto se echó a andar en 2012, sin embargo, aun antes de abrir sus puertas por primera vez, el autocinema era ya famoso debido a la interacción y expectativa que causaron las redes sociales. Isaac Ezban, socio fundador, explica que las redes sociales son vitales, pues a partir de ellas se realiza casi toda la promoción y gran parte del éxito se debe a la interacción generada a través de los social media.

“Por ahí se hace tal cual la publicidad del Autocinema, explica Ezban: se anuncia la cartelera y se comparte el link para comprar boletos, el 80% de nuestras ventas son online; además, se comparte contenido interesante como fotos o videos de la cafetería, las instalaciones, los eventos especiales. Los medios sociales sirven como feedback de los clientes y, muy importante, como encuesta para elegir la cartelera: la gente pide las películas y nuestros programadores realmente no eligen la cartelera ellos mismos, sino que programan según lo que la gente pide”.

Quizá, uno de los grandes problemas del autocinema sea, paradójicamente, su éxito, por lo que necesitan mudarse constantemente de sede debido a que la demanda crece cada vez más y necesitan espacios más amplios. Están a punto de inaugurar la tercera sede y en la actualidad cuentan con 112 mil seguidores en Facebook y 106 mil en Twitter.

144 Rayos. Se trata de un taller de bicicletas personalizadas con un toque retro. La idea nació hace apenas ocho meses y sus cifras van en constante aumento. El taller ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México, empezó cuando los tres socios fundadores se percataron del creciente aumento de ciclistas en la ciudad y de que muchos de ellos les gusta usar bicis con un toque de personalidad y distinción. Así, al empezar con 4 modelos para mujeres y uno para hombres, su producción no ha parado.

Su única promoción y canal de ventas han sido las redes sociales, particularmente Facebook que cuenta con 46 mil seguidores, que funciona como un canal de ventas, showroom virtual y atención postventa, quizá uno de los puntos más fuertes de la empresa. Su modelo ha sido muy eficaz, pues no sólo han conseguido volverse populares en las redes, sino generar todo un modelo de negocios a partir de su gestión en los social media. Actualmente, 144 Rayos se encuentra en la búsqueda de capitales que les permitan ampliar su producción, sobre todo al interior de la República.

Si ponemos atención, en los casos de éxito reseñados coinciden al menos tres puntos: una construcción coherente de la marca; el uso de redes como principal canal de promoción; y utilizar las plataformas sociales como medio de atención continua y personalizada. Quizá no sea tan difícil iniciar un negocio, si gestionamos las redes sociales adecuadamente, podemos volvernos tan competitivas como las grandes empresas. Haga la prueba, no pierde nada.

 

Contacto
Twitter: @sincreatividad

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

México nombra nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia
Por

Luis María Aguilar sucederá a Juan Silva para ocupar la presidencia por cuatro años.   Reuters   La Suprema Co...