Siendo honestos, ¿cuántas veces has olvidado llamar a un buen amigo o a tu madre el día de su cumpleaños o, bien, lo haces en el último minuto? Nadie duda que te importan, pero son detalles que podemos pasar por alto. Seguramente te llevarás un pequeño reclamo que debas compensar con un regalo más costoso o una invitación a cenar, pero seguramente ellos sabrán comprender tu desliz. Como sea, considera un dinero “extra” que se cargará a tu presupuesto.

Frente a las instituciones financieras, las cosas son mucho más prácticas. Los descuidos y olvidos se pagan al día y caro. Peor aún, los mexicanos no sabemos comprender esto. Hace algunos meses hicimos un experimento en ComparaGuru.com y preguntamos a una proporción representativa del país cómo eran sus hábitos de pago: uno de cada tres ha olvidado realizar algún pago de su préstamo o crédito por lo menos una vez, y con ello afectó su score crediticio, ¡solo por un olvido!

El 35% de los mexicanos tiene mal historial en el crédito y, pese a ello, 86% volvería a solicitar uno, según datos de la misma encuesta que aplicamos (Hábitos de préstamos inmediatos y personales de ComparaGuru y Feebbo, diciembre de 2015). Yendo más allá, sólo el 30% de los usuarios recuerdan ahorrar para pagar puntalmente el monto total su tarjeta de crédito cada mes, librándose así de pagarle un solo peso de interés al banco, según la Condusef.

No está de más recordar que debes memorizar la fecha límite y el monto mínimo de tus pagos, en cualquier crédito, ya sea que se trate de un préstamo, una hipoteca o una tarjeta de crédito. No olvides que son compromisos hechos bajo un contrato legal y siempre serán una carga si tú omites la condición básica de cumplimiento.

PUBLICIDAD

No obstante, hay descuidos u olvidos que pueden ocurrirte incluso siendo muy cuidadoso con tus finanzas. Aquí te voy a explicar los 2 más frecuentes y engañosos para que estés prevenido y no pagues de más innecesariamente.

 

1. No aclarar la fecha y hora en los pagos hechos por banca electrónica

Si crees que todo está bajo control porque administras tus pagos directamente desde la banca electrónica, nunca está de más ser precavido. Recuerda que ciertos bancos en línea tienen una restricción de hora (se reciben pagos hasta las 5:00 o 5:30 de la tarde) y de día (ciertos pagos efectuados en viernes se “congelan” hasta el día hábil siguiente, es decir, el lunes).

Te voy a plantear dos casos basados en mi experiencia:

― El más amable, es el optimista; por ejemplo, el pago de tarjetas de crédito como American Express y Banamex toman en cuenta la fecha de transacción electrónica; no importa si el dinero pasa realmente hasta dos o tres días después.

― El lado negativo aparece en ciertos pagos a meses sin intereses, por ejemplo, de las tiendas departamentales. Supongamos que tú, como cliente, pagas tu crédito el día límite, que cae en viernes. Lamento decirte que muy probablemente se registre ese pago hasta el día lunes, lo que implica dos o tres días de retraso y corren los intereses. En las compras a meses sin intereses la situación se agrava, pues este descuido anula toda la promoción y al siguiente mes te llegará el cargo completo, ¡ten cuidado!

 

2. Confiar en los estados de cuenta que llegan por correspondencia

Error, y muy costoso. Ni siquiera en los que te llegan por correo electrónico, ya que pueden estar desfasados, o incluso llegarte doble, por algún imprevisto de la institución bancaria. Si no te acostumbras a llevar tu banca electrónica en el celular o prefieres no hacerlo por seguridad, existen numerosas apps baratas o gratuitas que te ayudan a recordar y gestionar todos tus pagos; algunos ejemplos son: BillMInder, Manilla y Check de Pageonce, entre muchas más.

Saber administrar un crédito es la mejor forma de construir un buen score que te permita acceder a mayores beneficios, y no hay peor manera que manchar tu historial por un descuido.

Si eres del 33% de los mexicanos que cayó en este error, recuerda que nadie debería pagar multas ni recargos por esta razón. Regulariza tu situación lo antes posible. Como sabes, borrar esas malas notas en el buró depende del monto y nunca se logra en menos de dos años.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Es Uber un monopolio en ciernes?
Por

La empresa que hace muy poco sedujo con un discurso renovador y “progre”, hoy es sospechosa de incurrir en prácticas dep...