A finales de abril terminará la consulta para la puesta en marcha de la NOM 199, que impedirá que los productores de destilados fuera de la denominación de mezcal o tequila indiquen que sus bebidas fueron realizadas a partir de las diferentes variedades de agave.

De aprobarse, los productores de estos destilados deberán limitarse a llamarlos Komil, un término que, según denuncia un grupo de expertos y productores, no tiene ningún arraigo cultural.

Actualmente, se producen diversas variedades de mezcal en al menos 26 Estados, sin embargo, sólo algunos municipios de 8 entidades cuentan con la denominación de origen para poder nombrar mezcal a sus productos, así lo explica Daniel Abdelmassih, geógrafo y experto en mezcales.

“La regulación para el mezcal resulta arbitraria, pues el mezcal se produce en al menos 26 estados con diferentes procesos, Puebla, por ejemplo es el lugar donde se originó el termino mexcalli, del cual se deriva la palabra mezcal, sin embargo, los productores no pueden llamar mezcal a sus destilados. Se necesitan diferentes denominaciones de origen para los diferentes mezcales, no excluir a quienes no están en los consejos reguladores”, afirma.

PUBLICIDAD

En 1994, se estableció la Denominación de origen para el Mezcal, de tal modo que sólo los destilados de agave producidos en Guerrero, Oaxaca, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas podían ostentar la categoría de mezcal. Posteriormente en 2001 y 2003 se modificó la declaratoria de protección para la denominación de origen para incluir a Guanajuato y Tamaulipas, finalmente, en 2006 se incluyeron algunos municipios del estado de Michoacán.

En 2012, se buscó otra regulación para que los destilados de agave que no pertenecieran a las regiones comprendidas en la denominación de origen del mezcal o tequila llamaran ‘aguardiente de agavacea’, la cual no se concretó.

“La propia denominación de origen representó una violación a los derechos de las comunidades que ancestralmente han producido mezcal al prohibirles usar este término. Por esta razón, decenas de miles de productores de mezcal ya no pueden llamar así a sus bebidas. Ahora se les quiere prohibir usar el término agave y obligarlos a referirse a sus destilados como Komil. De esta forma, ni el productor podría informar al consumidor, ni el consumidor podría recibir información sobre la materia prima utilizada para producir la bebida”, explica Emilia Pool Ilsley, asesora independiente.

En una carta, dirigida a la Alexandra Hass Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el grupo de productores y expertos, entre los que destacan la organización El Poder del Consumidor, la Academia Mexicana de Derecho Ambiental, Slow Food de México, la productora de mezcal Real Minero y el Instituto de Ecología de la UNAM, denuncian que con la NOM 199 el Estado violenta el derecho de igualdad real de oportunidades, pues limitaría la participación de sectores vulnerables de la población, incluidos pueblos indígenas, en la vida económica, cultural y social del país.

Aunque la agrupación no cuenta con cifras del impacto de la nueva NOM, datos de Sagarpa arrojan que por ejemplo, en 2014, Puebla aportó alrededor de 1.5% del total de exportaciones nacionales licor de agave y destilado de agave.

 

 

Siguientes artículos

tarjeta de crédito
Estos son los bancos con más quejas por cobranza
Por

Además de las instituciones bancarias, los despachos Muñoz y Asociados, Servicios Técnicos de Cobranza, y Consorcio Jurí...