Los patrones del delantero mexicano, Raúl Jiménez, en el Wolverhampton han perdido más de 1,200 millones de dólares por el colapso de Thomas Cook, lo que les ha llevado a buscar nuevos inversionistas.

El conglomerado de China Fosun International era el mayor accionista de la operadora turística que quebró hace unos días, informó el Daily Mail británico

La participación de los dueños de los Wolves, que disputan la Premier League inglesa, contaba con el 18 de participación (más de mil millones de dólares) en acciones de Thomas Cook. 

Según fuentes del equipo en el que milita Raúl Jiménez, las pérdidas de Fosun no tendrían ningún impacto en el funcionamiento del club. Sin embargo, está buscando inversiones en los ‘Wolves’ y está dispuesto a vender hasta el 20 por ciento del club.

El cuadro inglés fichó en 2018 al mexicano Jiménez en poco más de 42 millones de dólares.

El Wolverhampton se ha transformado bajo la propiedad de Fosun y una estrecha relación con el súper agente Jorge Mendes, pasando de un club que lucha en el Championship a uno que tiene aspiraciones genuinas de llegar a la Liga de Campeones.

Bajo la dirección de Nuno Espírito Santo, los lobos ganaron el Campeonato, llegaron a las semifinales de la Copa FA y terminaron séptimos en la Premier League la temporada pasada, su mejor posición en la liga desde 1980.

 

Siguientes artículos

Ni los bueyes se salvan de la crisis en Cuba: regresan a trabajar en agricultura
Por

Los bueyes sustituyen tractores porque no hay combustible. Muchos cubanos se lo toman con humor, pero también les da tem...