La estadounidense busca reencontrarse con su pasado como startup y encaminar sus esfuerzos a las soluciones tecnológicas, para conquistar como una empresa privada a los consumidores de los países emergentes, entre los que considera a México.

 

La presión por innovar dejó sin oxígeno a Dell dentro del Nasdaq. Pero la salida de la empresa del índice tecnológico podría representar tan sólo el inicio de un segundo aire para el fabricante de equipos de cómputo.

“No vamos a parar de comprar empresas, pero las compras van a ser el complemento de nuestro portafolio de soluciones y buscaremos mucha propiedad intelectual”, asegura con entusiasmo a Forbes México Raymundo Peixoto, director de Enterprise Solution Group de Dell en América Latina.

PUBLICIDAD

El plan de la estadounidense se centra en atender a través de sus adquisiciones a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de los países emergentes, con especial énfasis en Latinoamérica, región que le promete crecimientos por la adopción tecnológica que experimenta la región.

En México, el reciente anuncio de la Estrategia Digital Nacional despierta el interés de Dell, quien se propone convertirse en  proveedor del gobierno federal, pero antes deberá vencer a las marcas que le acompañaban en los mercados bursátiles, ahora como una startup.

 

Renace la startup

Dentro de un dormitorio de la Universidad de Texas, Michael Dell dio vida en 1984 a una de las empresas más importantes de la historia en la fabricación de computadoras.

El éxito y las ganas de crecer la llevaron en su historia a entrar al Nasdaq, índice bursátil que le dijo adiós a la tecnológica hace más de un mes.

Con 24,900 millones de dólares (mdd) el fundador de Dell adquirió nuevamente su empresa, a pesar de la negativa de algunos de los accionistas de la firma.

“Dell entra en un emocionante capítulo como empresa”, dijo en aquél momento Michael Dell.

Sin embargo, la nueva apuesta en los servicios busca impactar en territorio latinoamericano a través de una oferta robusta de soluciones, que les permitiría generar clientes más allá de la venta de un equipo.

“Con la privatización vamos a seguir haciendo inversión en desarrollo de nuevos productos con mucha propiedad intelectual”, dice Peixoto.

Los pasos de la ahora empresa privada no se dirigen con énfasis a los países desarrollados, sino a los que apenas se embarcan en el crecimiento económico: “La necesidad de tecnología es más fuerte que en los países desarrollados y la adopción es más pronta en países como Brasil, Argentina, Chile, Colombia, México y Perú”, asegura Peixoto.

En ese sentido, los clientes a los que quieren llegar son las Pymes, con la idea de que las empresas de tecnología se preocupan por lanzar soluciones tecnológicas enfocadas a las grandes empresas, y después van por las medianas.

“Nosotros hicimos todo al revés. Hacemos las soluciones para la mediana empresa y después vamos por las grandes”, dice  el director de Enterprise Solution Group de Dell en América Latina.

La empresa calcula que en el caso de México el número potencial de clientes que pueden hallar en la Pymes se encuentra entre las 10,000 y 13,000 compañías, en el rango de entre 5 o 10 empleados, con  hasta 10,000 empleados.

 

México digital

El pasado 25 de noviembre, Alejandra Lagunes, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República, presentó la agenda que impulsará el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Atentos al lanzamiento se encontraban los directivos de Dell en México y Latinoamérica, quienes ven la oportunidad de ofrecer sus productos al gobierno federal.

“Somos unos firmes creyentes de que la tecnología ayuda a acelerar las variables de crecimiento económico y ayuda a la eficiencia de las empresas. Así es que vamos a jugar fuerte”, asegura Juan Francisco Aguilar, director general de Dell en México.

A pesar de que aún no se conoce el monto total que invertirá la actual administración en su estrategia digital, Alejandra Lagunes asegura que las dependencias federal gastan anualmente un total de entre 45,000 y 50,000 millones de pesos (mdp) en la adquisición de software y productos de computo, lo que muestra en parte el atractivo económico que trae para las empresas el anuncio gubernamental.

“Nos sentimos muy optimistas de que el próximo año va a ser un súper año en términos de tecnología para México y Dell”, dice Francisco Aguilar.

De los 5 ejes que atiende la agenda digital del gobierno mexicano, entre las que se encuentran transformación gubernamental, economía digital, educación de calidad, salud universal y efectiva, así como seguridad ciudadana, la empresa considera que son puntos que puede atender desde su portafolio de productos.

Este 2013, las ventas de Dell correspondieron 40% de las Pymes, 30% del sector consumo, mientras que un 20% provinieron de los grandes corporativos y el 10% del gobierno.

Para el próximo año, las inversiones de la empresa se dirigirán principalmente a la capacitación de su personal y la consolidación de su presencia a lo largo de la República Mexicana, confiesa el director general de Dell en México.

“El año que entra va a ser un gran año para México y nosotros queremos estar adelante con los cambios de tecnología en México”, concuerda Peixoto con el mexicano.

De acuerdo con la firma IDC, Dell es el tercer mayor fabricante de computadoras, detrás de Hewlett-Packard y Lenovo.

Otra de las apuestas de la compañía es continuar con la venta de computadoras personas y tabletas en zonas en las que ven probabilidades de incrementar su participación: “Uno de los mitos es que el mercado de las laptops y computadoras está decreciendo, pero en los mercados emergentes sigue creciendo a ritmos tremendos”, dice Francisco Aguilar.

Para Raymundo Peixoto las oportunidades de la empresa están latentes, pero la compañía las mira con otro objetivo: “Algo que nos importa en Dell porque así lo hemos vivido en nuestros casi 30 años de historia, es que no nada más nos interesa el número por el número o crecer por crecer, lo que más nos interesa es ganar a los clientes. Ahora Dell se prepara para dar el segundo impulso a la industria”.

 

Siguientes artículos

Los millonarios del futuro
Por

Ni la turbulencia económica más prolongada ha detenido el nacimiento de nuevos ricos en el mundo. Y, según estimaciones,...