El gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca revivir la política de precios de garantía, que había sido abandonada en la década de 1980, con la intención de revitalizar la producción agropecuaria y enfrentar la pobreza en el campo mexicano.

Así lo informó en entrevista con Forbes México Víctor Villalobos, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SARE), quien indicó que el programa de precios de garantía y de canasta básica se aplicará a cuatro cultivos y a la leche líquida. “Tenemos a 80% de la población rural en subsistencia, son 24 millones de mexicanos que están en pobreza y pobreza extrema”, señaló el funcionario, quien descartó que esta nueva política distorsione los mercados agrícolas en el país.

En su discurso del sábado pasado ante organizaciones indígenas y grupos sociales en el Zócalo de la Ciudad de México, unas horas después de haber sido investido como Presidente de México, López Obrador anunció que “a los pequeños productores de maíz, frijol, arroz, frijol y leche se les comprarán estos alimentos a precios de garantía en almacenes o depósitos de Diconsa y Liconsa”.

En el caso del maíz, indicó Villalobos, el precio que se pagará será de 5,610 pesos por tonelada, en beneficio de 1.6 millones de pequeños productores, con cultivos de hasta cinco hectáreas, es decir, a ocho de cada 10 del total en el país. “(Los productores beneficiados) Estarán georreferenciados, esto es, tenemos un padrón que los va a ubicar, vamos a saber perfectamente la capacidad productiva, porque los tenemos físicamente identificados”, indicó el funcionario.

PUBLICIDAD

El precio de garantía aplicará a cosechas de hasta 20 toneladas por productor, pues a juicio de las nuevas autoridades de esa cantidad en adelante los productores pueden ser autosuficientes y obtener en el mercado un precio adecuado por su cosecha.

El segundo cultivo incorporado en el programa es el arroz, el cual tendrá un precio de garantía de 6,100 pesos la tonelada, en beneficio de 7,850 productores en el país. “El tercero es el trigo harinero -indicó el secretario de la SEDAR-. Su precio será de 5,780 pesos por tonelada y va a beneficiar a 41,800 productores, y finalmente está el frijol, que va a tener un precio de 14,500 pesos la tonelada”.

El número de productores de frijol es muy grande, señaló el funcionario, y están distribuidos en los estados de Chihuahua, Durango, Zacatecas, Nayarit, Sinaloa, entre otros, por lo que, en este caso beneficiarios serán 378,600. “Los precios de garantía tienen una función social para estos productores, no van a incidir en el mercado, es para auto consumo, es un mecanismo de subsistencia para la gente más pobre del país y para los indígenas”, indicó Villalobos.

Respecto de la leche fluida, el secretario resaltó que México es el segundo país que más leche en polvo importa en el mundo. “Queremos disminuir esa dependencia y lo vamos a lograr con un precio de garantía de la leche fluida producida en México, que es de muy buena calidad. “El precio estará fijado en 8.20 pesos el litro, un precio bastante generoso, dados los precios actuales de la leche -añadió-. Con esto, vamos a beneficiar a 12,000 productores de leche”.

Lea la entrevista completa con el Secretario Víctor Villalobos en la edición impresa de enero de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Por qué tu primera tarjeta te marca por siempre
Por

Antes de tu primera tarjeta de crédito, quizá eras una persona desconocida para el entorno financiero del país. Después...